Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

Pearl Jam, borrón y cuenta nueva

En Contexto/Sonidos

Por: Diego Ramos.

Tras una intensa escucha del más reciente disco de Pearl Jam, ”Backspacer”, me di cuenta que algo cambió. Soy un gran fan de la banda de Seattle, y es por ello que esta vez tengo que confesar que algo no salió como lo esperaba.

Hay dos discos de Pearl Jam que nunca podré dejar a un lado, ”Ten” por obvias razones -de verdad, no hacen falta más explicaciones-. El segundo, es un disco en vivo que grabaron en San Sebastián, España. El fetichismo que me causan los discos en vivo me llevó a profesar un verdadero culto al disco doble donde la banda interpreta ”Alive” con un tremendo error que es minimizado por su vocal, Eddie Vedder, cuando se disculpa asegurando: ”Esto es lo que le pasa a una banda profesional de rock cuando fuma hierba antes de un concierto”. Rock mode on.

Tantas historias, momentos personales, rolas y discos que de alguna u otra manera llevan implícita a la Mermelada de Perlas; banda sonora de varias generaciones y dador de himnos rebeldes y amorosos, así podría definirse la gran responsabilidad musical de una banda como Pearl Jam.

De esta manera y con la ansiedad que me provocaba probar los nuevos bríos pearjameros, escuché ”Backspacer”. Algo sucedió. Me incomodé, evadí la realidad recurriendo a viejos temas como ”Black”, ”Yellow Ledbetter”, ”Jeremy”, ”Do the evolution”. Esas rolas -mis rolas- anunciaban algo que me indignó: ”Backspacer” no me gustó.

Tras una docena de escuchas posteriores, en órden y por separado, a solas y con amigos, con algunos tragos y sin ellos. Nada cambió, ”Backspacer” siguió sin gustarme. No se trata de criticar el estilo o la interpretación de una banda que por sí sola sabe vender calidad, tampoco podría decir que el disco es malo, pero faltó algo; algo que está lejos de ese rock, auténtico, irreverente -y de alguna manera metódico-, al cual nos tienen acostumbrados Vedder y sus secuaces.

Once temas que te hacen mover la cabeza o suspirar con la hipersensibilidad cuarentona de sus integrantes, once temas bien seleccionados, once temas que quizá ya habíamos escuchado y que de alguna u otra manera cumplen con su fin, reencontrarse con su público.

¿Lo estarán logrando?

Al escribir este texto, escuché ”Backspacer” dos veces más, rolas como ”Supersonic”, ”Speed of Sound” o ”The End” son realmente buenas. Pero ese pequeño sabor amargo no se quita. A modo de reflexión, algo me hizo pensar si Pearl Jam -sí, los grandes de Seattle-, se acomodaron en el confortable asiento de los clichés musicales. Ese tan temido por los fans y tan ansiado por las bandas que creen que ya lo hicieron todo.

1 Comment

  1. Hola!!, en lo personal me parecio un buen disco, tienes razon, algo falto en este disco, no suena tan agresivo como lo solian ser, mas sin embargo este disco fue de mi agrado, yo me considero fan de pearl jam y del trabajo de eddie vedder, esperemos que vuelvan a la vieja escuela.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio