Magazine de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

John Frusciante “The Empyrean” (2010)

En Sonidos

John Frusciante. The Empyrean (2010)

Por Paco Pavón

Hace unos meses nos enterábamos que John Frusciante, abandonaba de nuevo Red Hot Chili Peppers, esta vez para dedicarse de lleno a su carrera en solitario. Una nueva manifestación más de la naturaleza de un músico que pese a haber estado a punto de echarlo todo a perder por su adicción a la heroína, volvió de las entrañas de la bestia con talento renovado.

JF
Desde luego, pese a contar con momentos que puedan recordarnos a otros de su discografía más reciente, en The Empyrean el guitarrista angelino se esmera para ofrecernos una mayor sofisticación instrumental y una producción mucho más cuidada.

El disco comienza de manera inmejorable con esa delicada jam llamada Before the Beginning. A reglón seguido, Frusciante nos ofrece una íntima y sentida versión del “Song to the Siren” del gran Tim Buckley. “Unreachable”, el tercer corte y claramente influido por los mejores del género progresivo, nos regala sin duda uno de los más brillantes momentos del disco.

Llegados a este punto, The Empyrean se torna más experimental: “God”, se revela como un interesante tema con un falsete marca de la casa y que alterna una elegante sección de cuerda con una enérgica parte genuinamente rockera; mientras que por su parte “Dark/Light”, comienza con piano clásico, después sorprende con una caja de ritmos de “estar por casa” y acaba convertida en himno gospel. A continuación “Heaven” nos muestra a un Frusciante más cercano al sonido de sus últimas composiciones para RHCP, para dar paso a dos de las mejores canciones del álbum: La estupenda “Enough of Me”, con esa parte instrumental final que camina entre lo latino y lo ruidista y la soberbia Central, un auténtico temazo de excelente melodía, gran talento en los arreglos y apoteósico final.

Y para cerrar, Frusciante nos sorprende con un gravísimo registro vocal en “On More of Me” y se despide con una buena dosis de psicodelia con la etérea “After the Ending”.

En definitiva, The Empyrean nos deja un muy buen sabor de boca y nos vuelve a demostrar la calidad de Frusciante como músico y compositor. Ojalá siga proponiéndonos canciones tan interesantes y sinceras como estas, ahora que parece haber dejado definitivamente ese rock de estadio algo devaluado que últimamente venían practicando los Peppers.

John Frusciante en MySpace

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio