Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Un placentero paseo por la guitarra de Alejandro Marcovich

En Magazine/Sonidos

Por: Diego Ramos.

Encontrarse con este tipo de fusiones es raro. Más raro es ver a Alejandro Marcovich, ex guitarrista de una de las bandas más relevantes e influyentes del rock mexicano como lo fue Caifanes, calmado, de pie y esperando subir al escenario en el centro de la ciudad de Guadalajara. Entonces, un amigo me comenta que aquel hombre junto a la consola se parece a Alejandro Marcovich “el de Caifanes güey ¿te acuerdas?”, atesta emocionado. Yo simplemente sonrío.

Es raro ver como una banda como Paseo Plesir recorre una amplia gama de estilos sin perderse. Es difícil comprender a una banda de pop maquillada con jazz, rock, folk e ilimitadas posibilidades recorrer un trayecto sonoro sin caer en clichés comerciales ni prejuicios musicales; sino que se trata de un confortable y armonioso camino que pacientemente desvela paisajes, momentos y personas.

Pero vayamos por partes.

PaseoPaseo Plesir es una banda formada hace relativamente poco tiempo en Guadalajara, sus integrantes, provenientes de distintos estilos musicales, muestran los recorridos de un proyecto que camina  feliz e ilusionado -cual adolescente- a través de un happy pop suave e incluso dulce. La banda, formada por Alheli en la guitarra y voz, El Zorro al bajo, Dani en el piano y los teclados, Víctor en la batería y Fer con la trompeta, no escatima en experimentar ni en mostrar su capacidad de crear ese camino feliz, tranquilo, solitario y melancólico.

Alejandro Marcovich, como decía anteriormente, es uno de los guitarristas que más influencia han tenido en las bandas de rock mexicanas en los últimos 20 años. Caifanes logró abrirse paso entre las multitudes  y llegar a ser uno de esos grupos de culto que perdurarán por siempre. Si no lo creen, vayan a una borrachera preparatoriana o a cualquier rockola de bar, y verán que todos sus grandes éxitos suenan a lo largo de la distancia del tiempo.

Marcovich acompañó en el trayecto a Paseo Plesir, su guitarra jugaba con las atmósferas, envolvía sus rolas con solos y mostraba las formas aún no visibles en su música. Enriquecía el momento y mostraba una compenetración musical de gran nivel en el escenario.

Eran pocos aquellos que pudieron disfrutar de este concierto, gratuito y en la calle, y estoy seguro que esas personas que lo vivieron pudieron escuchar y observar que Paseo Plesir busca retomar lo esencial de un género ya bastante denigrado, un pop-rock sin pretensiones, distante de los convencionalismos y que junto a su talento, y bajo la visión de Alejandro Marcovich, pueden llegar muy lejos.

Myspace de Paseo Plesir / Myspace de Alejandro Marcovich

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio