Jeff Buckley, un nombre inexistente en la boca de las nuevas generaciones

En Magazine/Sonidos

La leyenda detrás de ‘Grace’, su único y mítico álbum.

Nació un 17 de noviembre de 1966 en Anaheim, California y hace 19 años que falleció. Jeff Buckley (hijo del virtuoso músico de Jazz, Tim Buckley) es una de esas leyendas que marchan en silencio en nuestros oídos.

NEW YORK - MAY 1994: Singer songwriter Jeff Buckley poses for a portrait in May, 1994 in New York City, New York. (Photo by David Gahr/Getty Images)
Jeff Buckley en Nueva York en 1994. Foto: David Gahr/Getty Images.

Lo escuchamos en cantantes famosísimos quienes reconocen su influencia en su estilo de música (los que menos piensa usted, como Thom York o Bob Dylan), de voz y que incluso lo han versionado a manera de homenaje, todo enmarcado en una de esas épocas que, igual que en los 60, es misterio y muerte de prodigios: los 90.

Considerando como genio y revelación con su primer y único álbum (‘Grace’, 1994) Buckley, cuyo objetivo en la vida era simplemente tocar la guitarra, murió a los 30 años ahogado en el río Wolf River Harbor en Memphis, Estados Unidos, dejando una variedad infinita de lados B, grabaciones raras y demos que inundan un mercado que, con el trabajo de los años y un ganchito, se ha convertido de culto.

Poseedor de un estilo ecléctico que va desde jazz, blues, soul, hasta experimentos con heavy metal pasando por baladas, una tesitura que cubría cuatro octavas y media (bajando y subiendo en la escala a voluntad y sin complejo), letras más bien poéticas y la actitud desenfadada de un “hombre natural”, Jeff Buckley busca lugares en dónde tocar sus composiciones hasta que logra colocarse como músico de planta en un café de Nueva York de nombre ‘Sin-è’, finalmente descubierto ahí por una disquera trasnacional.

Defensor de su integridad musical hasta el final tomando como inspiración a figuras como Nina Simone, Édith Piaf y Leonard Cohen, logró participar en festivales musicales tan importantes como Glastonbury y en general el catálogo festivales de verano europeos de 1995, tocó en Paris Olympia (lugar enigmático para la música francesa) y hasta tuvo varias actuaciones en un afamado canal de música.

Jeff Buckley, un vacío en la memoria de los años 90, un nombre inexistente en la boca de las nuevas generaciones, no obstante admirado e imitado por los artistas que todos hemos escuchado aunque sea una vez en nuestras vidas.

 Texto: Tonan.

5 Comments

  1. […] Su influencia en la cultura norteamericana es palpable desde hace 50 años; melancólico, profundo, de voz honda e insondable lírica, cantó a la guerra y al amor, escribió para Marianne Ihlen, musa y amante en la lejanía; recitó soledad, amargura y enojo. Su promesa de vivir 120 años se esfumó, aunque deja un legado vivo que perdurará en la música y la literatura por siempre, porque Leonard Cohen representa la resistencia, la existencia y la vida misma. […]
  2. Fe de ratas, mis queridos escuchas: La reseña la realizó Tonan, no mi persona. Y lo hizo excelentemente!

    Gracias a todos por escuchar.

    El Dese.

Deja un comentario