Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

La ironía de nunca estar satisfecho con nada: Strangelove

En Contexto

Por La AntiFAN.

Strangelove fue una banda totalmente britpopera. Nacida en 1991 en Bristol, esta banda fue compañera anónima de bandas más famosas como los Longpigs, Mansun y demás ingleses, y se vio siempre oscurecida por la negra bandera de su vocalista y líder: Patrick Duff.

Strangelove

Curioso que hayan salido de gira con Radiohead (Pop is dead Tour) y de la boca de Ed O’brian haya salido esto: “Salimos con Strangelove de gira, y fueron para nosotros realmente una inspiración (excepto por sus pantalones), de hecho cambiamos un poco gracias a ellos”. Richey James Edwards, el desaparecido guitarrista de Manic Street Preachers fue un fan de Strangelove también. El vocalista de Suede, en su tiempo, hizo que Strangelove versionara una rola de su banda y viceversa, en 1995.

Patrick Duff ilustra su lírica como la persona torturada que fue, a menudo acusada de “dark”, ante lo cual Duff solamente reía frente a la prensa. Sí, sus letras no son nada alentadoras, pero de igual manera la banda tiene momentos gloriosos, aunque nunca rayaban totalmente en la felicidad.

Fue hasta su último álbum, en el cual la locura invadió a este curioso personaje. Entonces las letras se llenaron más de sarcasmo que de otra cosa. Ya saben, como muchas bandas en Inglaterra de aquel tiempo, rasparon hasta la BBC, una disquera decente (Food Records), y llegaron las drogas, las mujeres, pero sobre todo para Patrick Duff, el alcohol (bueno, con ese apellido hasta a mí se me antojo una cerveza). Entonces, si de por sí el estandarte de Strangelove era oscuro, lúgubre y hasta sucio, los demonios de Duff aumentaron, y los conflictos entre la banda, crecieron exponencialmente. Los escándalos en el escenario fueron mayores, y se desintegraron en 1998.

Hablar de Strangelove es hablar de tormento, soledad, días que no pasan o que se van terriblemente rápido, y al final, el lado lúdico de la demencia, la ironía de no comer un día y ser millonario al siguiente, pero nunca, he dicho nunca, estar completamente satisfecho con nada.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio