Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Autolux, la banda que se ve como suena, y que suena como se ve

En Contexto

Por El Dese.

Hola carnales escuchas del Descafeinado, a continuación el Dese se desvirgará virtualmente en su primera reseña de concierto (¡así que denme chance!), y nada mejor que hacerlo con una banda totalmente Anti-Famosa: Autolux.

Autolux 9
Creo que tres bandas me han tomado por sorpresa viniendo a México: Helmet, el 18 de Agosto de 2007, The Boxer Rebellion, el 26 de Marzo del presente año,  y ahora una banda que para ser sincero, tenía un poco descuidada (tuve que darme como buen alumno reprobado mi curso intensivo escuchando el primer disco toda la semana): Autolux. Me llegó la noticia gracias al Sam, colaborador de Anti-Fama también, y miren que vive en Inglaterra, quien se enteró antes que yo.

Bueno bueno, sin más, y tratando de apegarme lo menos posible a los estándares de reseñas de conciertos, pasemos a lo mero bueno.

Gorhester keyboard

Autolux me hizo presenciar uno de los conciertos más RUIDOSOS que he vivido en toda mi vida. No es un comentario negativo, sino todo lo contrario. Más bien es un cumplido cuando de Noise Pop (un hijo bastardo del Shoegaze y el Math Rock) se habla. Lo más ruidoso, lo mejor del concepto. Estos señores hacen arte con el ruido, ruido con el arte, y si bien no parecen sorprendentes o siquiera interesantes físicamente (parecen todo menos rockstars); las ondas sonoras que emanan de sus amplificadores a través de moogs, teclados, guitarras, bajos y batería sí dejaron con el ojo cuadrado a más de dos. De hecho, a pesar del excesivo fuzz, feedbacks y demás borrachera de decibeles, puedo decir que no me zumbaron los oídos… ¡algún mago de oz hizo algo bien por ahí!

Autolux 13
Carla la baterista, con su cara picassiana, de cuerpo alienígena y movimientos  mecánicos, tocó con una baqueta en la mano al más puro estilo jazzero y la otra en posición normal.  Greg Edwards con su cara de muerto y feedbacks estresantes, y una actitud de drogadicto listo para la rehabilitación, y Eugene con vocales de cara perdida en el horizonte y claro, un bajo que sorprendentemente hacía sonidos de guitarra (aun tocando notas muy graves).

Todo esto aderécenlo en su imaginación con luces rosas, moradas, azules y por supuesto toda la actitud de ir a tocar para nosotros sin ser un trío de rockstars. No fue cumpleaños de nadie ni tampoco dieron un tinte especial a la noche en sus comentarios. Ellos iban a llenar nuestros oídos de olas sonoras excedidas de mugre y cochambre auditivo, de notas disminuidas y ritmos extasiantes y paralizantes, al mismo tiempo.

Autolux 4
El lugar, si bien era pequeño y aparentemente petulante (quién diría que una plaza como Antara albergaría a uno de los padres del Math Rock) tenía una acústica sorprendente: cada detalle, cada textura, y por supuesto el ATASQUE de la banda era distinguido del otro, realmente sorprendente.

La chela tenía la medida justa para que al final de la misma se te olvidara el precio ($80). Los baños, limpios. No, ya, esto parece auditoría.

Creo que lo bueno de presenciar conciertos en lugares pequeños es que la interacción con la agrupación es mayor. Lo comprobé cuando Tonan, también colaboradora de nuestro programa, gritó a Eugene: “¡You’re so good it hurts!”, entonces él alzó las cejas y me atreví, en un gesto medio cervecero a gritar: “¡And you are stoners too!” a lo que contestó: “Am I?”, y yo dije de regreso: “No, me!”. Sonrió y comenzó la siguiente pieza.

Autolux_2

En fin, los que no se desquincenaron pagando los $480 del boleto puedo decir que se perdieron de una muy buena banda en vivo, me atrevería a decir que mejor que en los discos. Y es que finalmente se trata de eso: de abrir paladar con un CD y posteriormente probarse, mejorarse y plasmar un concepto frente al público. Eso fue Autolux el pasado 22 de Septiembre.

Recomiendo ampliamente esperar a que se lance su segundo disco y comprarlo o descargarlo (¡legalmente!), el cual tardó en el horno unos cuantos años, y claro, conseguir el primero (el cual estuvo en las famosas tiendas de discos hasta en 39 baros,  ¡Créanlo!).

PD. No me pregunten la playlist, yo ya estaba muy tomado…

2 Comments

  1. Gracias mi Rodans que Rodans. Rodans Rodans, Rodans tu coche, Rodans por la calle… Muy felices y contentos vamos por el

    vaaamos por el

    Vaaamos por el

    AAAAGH! (sonido de cara pegando en un piano)

  2. El Dese, el locutor que suena como se oye y que se oye cuando le sube a su ampli!!
    De diez tu review mano, envidia de no haber estado ahí. De la buena (aunque la mala aun no se cual es)

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio