Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

[02] Cinco discos imperdibles del 2010

En Magazine/Sonidos

Por Diego Ramos (@padrinoloko).

Yeasayer: sangre extraña en las venas del pop-art

Con un poco de retraso llega la segunda entrega de los Imperdibles de este 2010. En segundo lugar, no necesariamente compitiendo con los demás, llega una banda de rock experimental nacida en Nueva York en 2006 llamada Yeasayer, agrupación que presentó una placa de alta densidad creativa titulada Odd Blood (Secretly Canadian Records, 2010 ).

Esta “extraña sangre” desvela paisajes de cargas experimentales acompañadas de un rock atmosférico y mucho pop-art. Un imaginativo concepto que muestra una forma de llegar a un gran público sin tocar música totalmente comercial. En total desacuerdo con la reseña que la revista Pitchfork publicó sobre este álbum en febrero de este año, no creo que exista una “crisis de identidad” a lo largo del disco, como asegura la publicación estadounidense; en su lugar lo definiría como un disco que experimenta distintos sonidos vanguardistas bajo una sutil coherencia a lo largo del LP.

Sutilidad es un término que se adapta a la precisión para degustar Odd Blood. Infinidad de sonidos provenientes de todo tipo de influencias pero siempre dándole ese lugar especial a elementos como la voz de su frontman Chris Keating, melódica y juguetona, o a un bajo presente y con la fuerza suficiente para darle volumen a rolas que un pop de calidad, sin duda un producto más alejado del proyecto inicial de la banda y que supuso una fuerte crítica por parte de sus seguidores más puristas -y medios masivos como Pitchfork-.

Son 10 temas entre los que algunos sintetizadores y ruiditos electrónicos hacen gala de un sonido exótico, transparente en los sonidos en los que se han basado, sin llegar a imitarlos, licuándolo para llegar a una música innovadora. Esta placa se podría caracterizar por sus subibajas anímicos; rolas que sirven para bailar, otras para pensar. No es un disco que se encasille en un solo argumento, mientras que juega con melodías que instrospeccionan en sentimientos humanos, algunas otras funcionan de maravilla como un producto comercial. Ahí la palabra malsonante que le produjo enemigos a la segunda placa de estos neoyorquinos.

Justamente tras esa transparencia podemos encontrar una variopinta carga de bandas que han puesto su granito de arena para lograr el sonido de Yeasayer: desde esos sintetizadores que heredaron de Depeche Mode hasta unos interesantes juegos con el synth-pop británico, e incluso unas buenas percusiones que recuerdan a los 80; coros amigables muy al estilo Animal Collective -referencia obligada para referirse a Yeasayer- y una amplia gama de espectros musicales acompañados de letras donde impera la nostalgia.

Yeasayer logró una producción muy completa, sin llegar a ser tan barroca ni dejar ese sabor independiente que cautiva.

Aquí el video de su sencillo “Ambling Alp”, con una excelente propuesta visual también :

Yeasayer en la Web | MySpace | Twitter

1 Comment

Deja un comentario

Lo más nuevo

La utopía sonora de Björk

Versátil, profunda y vanguardista, Björk se ancla en la música experimental con Utopia,
Ir a Inicio