Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

PJ Harvey “Let England Shake” (2011)

En Contexto/Sonidos

Por Paco Pavón.

La Reina ha vuelto. Y lo ha hecho con -no, no es demasiado pronto para decirlo- uno de los mejores discos del año, de largo.

image

Let England Shake es un poemario sonoro que nos pasea por la melancolía de tierras grises, por la grandeza y las miserias de un gran imperio y su pasado -y presente- bélico y colonial y sobretodo un disco en el que Polly Jean Harvey se saca de la manga un sorprendente y genial concepto: compositora de guerra.

Y es que a lo largo de sus 12 cortes, paseamos por un sinfín de batallas y conflictos, a veces circunscritos en la historia lejana o reciente y a veces dentro de los corazones de los seres humanos.

Con una producción y un sonido crudo, sencillo e incluso precario y al mismo tiempo elevado y cargado de mística y grandeza. Grabado en una iglesia del siglo XIX sobre un acantilado en Dorset. Let England Shake es también una carta de amor de PJ a su tierra natal. Algo que se demuestra especialmente en la hermosa y primitiva, “England”, o en “The Last Living Rose”, con ese sonido de guitarra tan característico y esa melodía que te enamora al instante.

¿Y cómo canta? Canta como quiere. Aulla en “Bitter Branches” o nos sobrecoge con pura lírica en “On Battleship Hill”. Cornetas que llaman a la tropa y una estupenda base rítmica en la genial “The Glorius Land”, influencias de la música de los 50 y unos giros en la melodía de un talento sencillamente arrebatador en ese temón llamado “The Words that Maketh Murder”, los sonidos afilados y fantasmagóricos con los que abre el disco con “Let England Shake” o esa especie de personalísima visión del African Beat en “Written On The Forehead”.

Y es que PJ Harvey hace lo que quiere. Y lo hace tan bien. Y nos da tanto. Y nos hace tan felices con su música.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio