Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

Hablar de Mötley Crüe definitivamente es hablar de fiesta

En Magazine

Por Yizia.

image

Este pasado 25 de mayo de 2011 la -como le llaman en el ámbito musical- “legendaria banda”, se presentó en la Arena VFG, en tierras jaliscienses. El año pasado también se presentaron, curiosamente el día del cumpleaños de Tommy Lee. Esta vez fue una fecha distinta, pero parece que al grupo le ha gustado como los trata la ciudad por que estuvieron de vuelta en menos de un año.

El concierto fue abierto por los Buckcherry, otra banda metalera glam que ha tenido bastante aceptación actualmente, digo, no es fácil en estos tiempos ser una banda relativamente nueva (1999) del estilo que tenga tanta empatía con un público. Su vocalista Josh Tood está más loco que una cabra, pero señores, trae toda la actitud.

Entre las rolas que tocaron y que si están relacionados con este género, podrán reconocer las de “Rescue Me”, “Lit Up”, “Sorry y Crazy Bitch”. Ese tal Josh se paseaba por todo el escenario hablando de cómo había ingresado a las drogas cosa que le al parecer le encantaba. Lo más curioso fue cuando por querer prender al público empezó a gritar “cocaína”. Todos se volteaban a ver nerviosos pero solamente tuvo que gritarlo dos o tres veces más para que todos terminaran gritando lo mismo mientras alzaban el puño.

Una vez terminado el show de Buckcherry no hubo que esperar mucho para que salieran las esperadas estrellas. Digo, nos dio tiempo de irnos por algunas caguamas y conocer quiénes eran los vecinos asistentes. Yo me hice amiga de unos metaleros muy amenos que parecían niños chiquitos esperando abrir regalos. Se extrañaban que una mujer anduviera sola en un concierto de metal, cosa que como buenos muchachos, decidieron corregir adoptándome en la bola.

Se apagaron las luces y detrás de una cortina negra se escuchó el primer guitarrazo que dio comienzo al espectáculo con la rola de “Wildside”. Gritos y más gritos, rechiflas, brincos y un tiradero de cerveza no se hicieron esperar.

IMG_0099

No sé si lo tenga que mencionar, pero todo iba perfecto cuando de repente comenzó a fallar el sonido, puta madre. Una, dos, tres y hasta cuatro veces se fue el sonido pero el buen Vince Neil, que traía un bigote muy al estilo de Mickey Rourke, le valió y siguió cantando, lo que animaba al público a hacerle una especie de segunda voz. Obviamente había alguno que otro molesto que echaba su rechifla mentando alguna madre.

Lo bueno que ya para la tercera o cuarta rola todo se normalizó. En “Shout At the Devil” todos levantábamos el puño al aire, en “Same Old Situation” ya andaba uno que otro dándole a la bailada –¡cof!-. Para “Primal Scream” la gente ya empezó a perder la mente. Yo no supe a qué hora pero ya estaba toda mojada entre sudor, cerveza y no quiero averiguar el tercer ingrediente, cosa que no me detuvo para seguir brincoteando como desquiciada.

Llegó el momento en que Tommy Lee comenzó a hablar y al parecer a llevar a cabo el ritual ese de pasar la botella de Jagger al público para darle su merecido trago. Entre contándonos como se la estaba pasando y el gusto que le daba estar en ese escenario, se acercó al piano para tocar “Home Sweet Home” seguido de “Don’t go Away Mad”.

IMG_0116

El momento romántico de la noche terminó con el súper solo de Mick Mars para entonces comenzar con “Looks that kill” y abrió paso al megaslam en “Dr. Feelgood”. Imagínense si no andaban todos ya vueltos changos. Nikki Six también tuvo su momento de interacción con el público y la verdad, se le notaba de buen humor.

“Too Young to Fall in Love”, “10 Seconds To Love” fueron las rolas siguientes y se notó un cambio de energía bastante poderoso. Digo, el slam estaba a todo lo que daba y cambió un poco para darle una bailada más tranquila a “Smoking in thew Boys Room”.

La banda finalmente cerró con “Girls, Girls, Girls” y por último “Kickstart my Heart” que explotó todo el ambiente. Pues vean señores, a todos los dejó con toda la pila y bien enfiestados.

Aunque no hubo un escenario muy majestuoso no era necesario, la gente llegó con todas las ganas de pasarla muy bien y la verdad -y a pesar de las fallas técnicas-, dieron un muy buen espectáculo. Definitivamente Mötley Crüe es y siempre será una fiestota.

 

Deja un comentario

Lo más nuevo

La utopía sonora de Björk

Versátil, profunda y vanguardista, Björk se ancla en la música experimental con Utopia,
Ir a Inicio