Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

TRIunfo dorado en un país grisáceo

En Contexto/En El Área/Magazine/Opinión

Por Pablo Vázquez (@pablitovazquez1).

México ganó el Mundial Sub 17 derrotando 2-0 a Uruguay en el Estadio  Azteca.

Seis años después de lo que fue hasta apenas este 10 de julio de 2011, la más grande hazaña del futbol mexicano es decir ganar el Mundial Sub 17 en Perú ante Brasil, un combinado de jóvenes mexicanos menores de 17 años nuevamente nos dieron a probar el sabor del triunfo tras coronarse Campeones del Mundo, invictos en siete juegos para levantar la Copa ante un país expectante y un Estadio Azteca entregado a sus jóvenes que en el campo hicieron vibrar a toda una nación con su memorable victoria.

El marco no fue desperdiciado por el equipo dirigido por Raúl Gutiérrez quien se valió del carácter, del buen juego sobre la cancha y de la fortuna que acompaña a los campeones para dejar tendidos a los uruguayos con dos anotaciones a cargo de Antonio Briseño a los 30 minutos de juego y Giovani Casillas ya en el ocaso del partido a los 90’.

El campeón del futbol mundial en esta categoría da a los mexicanos un momento sublime de alegría y muchos de los actores en la vida de nuestro país motivos suficientes para pensar que no basta con hacer declaraciones como las del Presidente de la República, llamando al coraje y entrega que mostraron los futbolistas sobre el terreno de juego, o bien para este mismo personaje de la vida pública en cuestión el asistir al partido ante Uruguay y cumplir entregando los trofeos de campeones y medallas a los más destacados de la justa deportiva.

Compromete a pensar en que muchos de nuestros jóvenes terminan en las garras de la falta de educación,  en el desempleo, el suicidio, el crimen organizado, charcos de sangre y hasta en la obesidad y enfermedades crónicas, no todos los jóvenes de este país tendrán la dicha de levantar un trofeo de Campeones del Mundo, pero si desean verse triunfadores como estos chicos que le han dado a México su segunda Copa del Mundo en la historia en esta categoría, desean verse como la parte más valiosa de una sociedad que debe ser protegida, apoyada y visionada por las autoridades y la sociedad civil como los futuros ciudadanos que tomarán las riendas de esta y cualquier otra nación.

Hoy México es Campeón del Mundo Sub 17 por segunda vez el 2 de octubre del 2005 y el de 1968 tienen cosas en común nunca se han de olvidar y  ambas tuvieron a los jóvenes como protagonistas en escenarios totalmente distintos, por un lado los golazos y el triunfo en Perú 2005 y por otro las balas y la sangre de muchos sobre la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, ambas no se olvidan como tampoco olvidaremos este momento de júbilo del 10 de julio de 2011 con el título del mundo en el Azteca.

A todos los jóvenes que jugaron y a los que acompañaron a esta selección desde la banca muchas gracias por el TRIunfo y las aristas que han abierto para la reflexión y el cambio que una victoria como la suya le propone a nuestra nación en todo su conjunto, sus nombres pasarán a la historia 1-. Richard Sánchez; 2-. Francisco Flores, 3-. Carlos Guzmán, 4-. Antonio Briseño, 5-. Jorge Caballero, 6-. Kevin Escamilla, 7-. Jonathan Espericueta, 9-. Carlos Fierro (17-. Giovani Casillas 83’), 10-. Arturo González, 11-. Marco Bueno (20-. Marcelo Gracia 74’) y 18-. José Tostado (8-. Julio Gómez 60’). DT. Raúl Gutiérrez, por ser de los pocos que dan alegrías completas a su nación y esperanza a un pueblo ávido de buenas noticias y mejores caminos.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio