Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

Enérgica presencia latina en Lollapalooza 2011

En Contexto

Por Redacción El Descafeinado. Fotos: Matt Ellis y Dave Mead.

La Edición del Lollapalooza 2011, en el Grand Park de la Ciudad de Los Vientos, Chicago, fue sin duda una fiesta musical que contó con el homenaje que grupos como Coldplay hizo, a la cantante recién fallecida Amy Winehouse, además de una muy bien recibida presentación de músicos y bandas latinas en el escenario.

La alineación de este festival contempló a Eminem, Muse, Coldplay, estos británicos liderados por Chris Martin rindieron un pequeño homenaje Winehouse durante el show al hacer una pequeña transición de los coros de “Rehab” a un inesperado “Fix you”. Cada canción fascinó al grupo. Posteriormente “Clocks” de Coldplay arrancó el encore junto con el tema “Waterfall”.

My Morning Jacket, A Perfect Circle, Cee Lo Green, The Cars, Arctic Monkeys, Deftones, Beirut, Explosions in the Sky, Death From Above 1979, Ratatat, Lykke Li, The Kills, Black Lips, The Vaccines, The Joy Formidable, a esta constelación de figuras se les unieron, Los Bunkers, Ximena Sariñana y Ana Tijoux; quienes dieron el toque y la presencia Latinoamericana para enriquecer la oferta musical del festival, y así tender un puente que acerque las culturas tan diversas que ahí se dieron cita.

Muy diferente de lo que esperaba fue la respuesta que obtuvo Ximena Sariñana, quién se echó a la bolsa al público, ante el cual presentó su segundo disco con casi todos los temas en inglés y que este mes saldrá a la venta. Por su parte Los Bunkers tocaron en el escenario PlayStation y Ana Tijoux hizo lo suyo en el Perry’s.

“Es un gran día para la música chilena. Muy bonito”, refirió desde su tarima Mauricio Durán, guitarrista de los Bunkers. “Me di cuenta de que hay mucha sensibilidad con Chile por parte del público estadounidense. Había muchas banderas chilenas y camisetas de la selección, pero también harto seguidor gringo”, agrega Tijoux en su propio espacio.

La fórmula tuvo un gran éxito, muchos latinos viven en Chicago y llevarlos a formar parte de esta fiesta sin lugar a dudas es una manera de unir culturas, sonidos, acordes y desde luego garantizar que el siempre mercado noble el de la nostalgia, es decir todos los inmigrantes del continente, asisten y vitorean a sus ídolos por patria y por destino.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio