Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

Espere en la línea, lo estoy atendiendo: Thrice

En Magazine/Opinión/Sonidos

Por Diego Ramos

Cada semana intentaré plasmar en esta columna mi no tan humilde opinión. Hablaré de música -casi siempre-, aunque quizá, algún día, uno de esos en los que la inspiración nomás no llega, pero sí el encabronamiento de la histeria citadina y el caos-orden de las cosas de nuestro peculiar país, me haga hablar de cualquier otro tema, seguramente irrelevante.

Les cuento un poco de la historia de esta columna, que no es nueva, lleva inactiva años, pero también otros tantos vigente en diferentes espacios, dónde sin consultarle a nadie, y valiéndome un cacahuate la ética-práctica, escribí de temas tan diversos como el teatrito de la gripe porcina, los malos manejos de la Universidad de Guadalajara o alguna historia sin sentido que soñé una noche de pánico. Lo más interesante, creo yo, fueron las crónicas de conciertos, experiencias tan bizarras que no me quedó más remedio que escribirlas, por el simple hecho de necesitar una sanación más que pránica.

Escribí sobre la mítica presentación de Roger Waters en Guadalajara hace ya algunos años; también pasaron bandas como Sonic Youth, Pearl Jam, La Barraca y Café Tacuba, concierto donde salté y bailé como niño, y también fui acompañado a la puerta de entrada por los amables trajeados de seguridad por alebrestar a la gente gritando “el que no brinque es emo”. Sí fue irresponsable.

Escribí casi siempre con resaca y no imaginaba que alguien quisiera leerme. Sin embargo, muchos lo hacían.

Escribo desde nadie-sabe-donde ni quien-sabe-como-chingados. Pero eso sí, escribo con gusto y una ansiedad enorme por comenzar una relación íntima, en la que mis palabras puedan trasgredir cualquier barrera, y con ello, poder comunicarme constantemente con ustedes. Comunicación: espere en la línea, lo estoy atendiendo.

Y quitándonos de formalidades, iré a lo que nos interesa, la música, el rock en particular.

Thrice, sigilosos 10 años de rock

6053_105809158526_6795843526_2215374_3180328_n

Las ya no sanas búsquedas en la red me han llevado a no querer leer más noticias sobre qué se edita, qué no se edita, quién dijo qué, y qué dijo quién. Y justamente en esa no-búsqueda encontré a una banda que me pareció digna de representar mi primera columna semanal en este medio.

Se trata de Thrice, una banda californiana fichada por Vagrant Records que acaba de editar su séptimo LP titulado Major/Minor. Un grupo que tiene una interesante carga de rock alternativo tradicional –y lo que se pueda interpretar con eso- que se vale de bajos y baterías poderosos, una voz muy trabajada, que a veces recuerda a Gavin Rossdale, vocalista de Bush, y  unas guitarras que realmente dignifican al rock en toda la expresión de la palabra.

La agrupación lleva desde 2001 y parece que este último disco rescata mucho de esa línea rockera de los noventa con un rock duro, fuerte y sin virtuosismos innecesarios. Sin embargo, la otra cada de la banda se configura con influencias emotivas y sonoridades melódicas de gran calidad. Recomiendo ampliamente “Anthology”, “Treading Paper” y “Words In The Water”, canciones de Major/Minor, esta última el más reciente sencillo .

Thrice lo conforman Dustin Kensrue en las voces y guitarras, Teppei Teranishi en la guitarra, Ed Breckenridge al bajo y Riley Breckenridge en la batería, una banda que no tiene desperdicio y que suena en la línea mientras los atendemos.

Hasta el próximo viernes.

 

Deja un comentario

Lo más nuevo

La utopía sonora de Björk

Versátil, profunda y vanguardista, Björk se ancla en la música experimental con Utopia,
Ir a Inicio