Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Azul Profundo

En Contexto/En El Área/Magazine

Chelsea derrota al Bayern y se consagra campeón de la Champions League.

Por: Pablo Covarrubias.

El Chelsea escribió una nueva historia al conseguir su primer copa de la Champions League ante el Bayern Munich en el mismísimo Allianz Arena de la urbe alemana, imponiéndose por la vía de los penaltis tras registrar empate a un gol en 120 minutos de juego, por lo que el cuadro londinense saboreó su revancha de la mano de Didier Drogba después de cuatro años de haber perdido la final del certamen ante el Manchester United.

Los Blues se presentaron a este partido con una estrategia conservadora en la búsqueda de algún contragolpe fructífero, siendo el delantero marfileño su elemento más incisivo y quien al final marcó la diferencia para que se alzaran con la “orejona”

El primer tiempo fue de un total dominio del conjunto bávaro, quienes buscaron constantemente el arco de Petr Cech sin contar con la fortuna que les permitiera horadar la portería del checo; por su parte, los visitantes se dedicaron a esperar al rival en la búsqueda de algunos latigazos que pudieran aprovechar sus delanteros.

La jugada más clara para los de casa se presentó a los 42 minutos cuando Mario Gómez recibió un balón dentro del área azul y plantarse ante Cech tras el recorte a su marcador, sin embargo, el artillero voló su disparo cuando las gradas del Allianz Arena ya comenzaban a corear el gol.

Para el complemento, el juego se tornó de la misma manera que los primeros 45 minutos, los del Bayern haciendo el gasto, mientras que los británicos apostaban a una individualidad de Mata, Drogba y Kalou.

Los locales intentaron de una y otra forma la penetración al área inglesa, pero los defensores del Chelsea se mostraban como una muralla infranqueable y desarmaron todos los embates que lanzaban los alemanes.

Al 73’, el Chelsea fabricó un par de ataques que pusieron a temblar a todo Munich, siendo Drogba el protagonista en ambas acciones, mostrando el marfileño su capacidad de cambiar la historia en cualquier momento.

Corría el minuto 83 y el Allianz Arena retumbó en un solo grito al festejar la anotación conseguida por Thomas Muller, con lo cual los aficionados comenzaban a frotarse las manos al sentir el campeonato cerca a falta de algunos minutos para la finalización del encuentro.

Cinco minutos después, Drogba se hizo presente en el marcador, devolviéndole el alma a la afición inglesa al rematar de cabeza un centro de lado izquierdo y empatar el marcador ante la enmudecida presencia alemana del estadio mundialista; así se terminaron los 90 minutos reglamentarios.

En el inicio de los tiempos extra, el Bayern tuvo la oportunidad de volver a la ventaja en el marcador por conducto de Arjen Robben, quien tuvo en sus botines un penalti que fue bien atajado por Cech para ponerle nuevamente hielo al encuentro y a las intenciones bávaras. Sin más, terminó el encuentro con los azules agazapados atrás y los rojos rebotando todos los balones que se encontraban al frente.

Al final, dos tiros desde el manchón penal fueron errados por los alemanes para que el Chelsea se vistiera de gloria tras la ejecución de Drogba y Múnich se lamentara de perder la copa que estuvo a diez minutos de quedarse en casa.

Tanda de Penaltis: 1-0 (Lahm marca), 1-0 (Mata lanza y Neuer para), 2-0 (Gómez lanza y marca), 2-1 (David Luiz lanza y marca), 3-1 (Neuer lanza y marca), 3-2 (Lampard lanza y marca), 3-2 (Olic lanza y Cech para), 3-3 (Cole lanza y marca), 3-3 (Schweinsteiger lanza contra el poste), 3-4 (Drogba lanza y marca).

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio