Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

LD3: Telebancada contra Aristegui y Albert; futbol y debate

En Contexto/En El Área/Magazine/Opinión

Por: Pablo Vázquez (@pablitovazquez1) / Fotos: CNN, Terra.

Son tiempos electorales y hasta hace unos días tiempos de liguilla en el futbol mexicano, ambos escenarios son canchas con dueños, jerarcas que siempre han levado como bandera, los intereses económicos y de negocios por encima de los intereses de contenido e información y deportivos.

Tras el debate del 6 de mayo entre los candidatos a la Presidencia de la República, la irrupción de una edecán que se convirtió en trent topic, y que cautivó miradas y suspiros, fue uno de los grandes momentos de la noche, el segundo de ellos la tesis de Enrique Peña Nieto quien acuñó la frase, “sí la televisión hiciera presidentes, usted sería presidente Andres Manuel”, refiríendose a López Obrador, y todo en el marco de las cifras de exposición pública del candidato de las izquierdas cuando este fue el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, y la réplica de Peña Nieto a los señalamientos sobre su relación y aparición constante en Televisa.

Este hecho generó en el post debate materia de análisis para Aristegui quien no sólo dio voz a los representantes de campaña de los partidos, sino que además dio voz al candidato del PRI a la presidencia en su espacio en Noticias MVS, acto seguido la CANITEC Cámara Nacional de la Industria de las Telecomunicaciones, emitió un comunicado en el que acusan abiertamente a Aristegui de ser, empleada de Carlos Slim y por ello esta serie de temas incómodos para la gente de Televisa y el candidato Peña Nieto, en el sentido de abrir o no la participación de más empresarios en las telecomunicaciones en México.

Dicho comunicado y acusaciones contra Carmen Aristegui, han desencadenado en la defensa de la periodista de su nombre y su trabajo, tras este comunicado que lo firma Alejandro Puente, de dicho organismo, lo cual no significa otra cosa que hostigamiento hacia la periodista, como mujer, como persona y como profesiona, lo cual es infundado y falto de sentido democrático, por tocar temas incómodos a algunos sectores.

En el marco del debate a la presidencia como mismo orden de ideas, pero en otra cancha, la del periodismo deportivo, Carlos Albert, ex comentarista y analista de la cadena ESPN, se dio la libertad de invitar a la gente a no presenciar el juego de cuartos de final entre Monarcas y Tigres, sino de fomentar entre los televidentes la opción de ver el debate de los candidatos a la Presidencia de la República, Albert se valió de la república del Twitter para manifestar esta intención, acto que no fue bien visto entre gente del departamento comercial de la cadena ESPN.

El motor de esto obedece a que tras las elecciones presidenciales, los Juegos Olímpicos de Londres, se presentará la Liga Premier mexicana, lo que significa que la cadena ESPN, buscará ampliar el espectro de cobertura y transmisión de juegos de futbol, con su ahora socio Televisión Azteca, con quien ya sostiene una relación que le permite transmitir los partidos de local de Santos y Cruz Azul, por ello la voz de Albert no sólo le quitaba televidentes a la televisora del Ajusco para aquel duelo entre Monarcas y Tigres, sino que hacía quedar mal a ESPN ante su socio comercial TV Azteca, todo esto según la carta publicada por Albert en Milenio La Afición, a un día de sus salida de la cadena ESPN.

Por ello el panorama es desolador pues no sólo el país enfrenta momentos previos a una elección trascendental en el rumbo de al menos los próximos seis años, sino que además da una muestra de lo que logran los poderes económicos y políticos en aras de una sociedad teledirigida, Aristegui y Albert merecen el apoyo y la solidaridad de quienes creemos en el estado democrático, libre y abierto a la opinión y cuestionamientos hacia quienes tienen cargos de elección popular y riqueza, no sólo económica sino ideológica.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio