Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

“Vida”, las memorias de Keith Richards

En Contexto

Por: Hugokoatl Galván (@AtonalAtono).

Mi conclusion: la vida de yonqui no es recomendable para nadie; yo era de los que mejor se lo montaban y aun así era una vida bastante jodida.

– Keith Richards

Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones, ha sido definido durante mucho tiempo como la personalización del rock. Pa’cabar pronto, si el rock fuera un ser humano muy probablemente sería como este inglés con anillos de cráneos. Todos conocemos de sus excesos, su cercanía con las drogas, su personalidad fuerte y algunos accidentes que le han ocurrido. Su vida, sin duda, es una de las más interesantes no sólo del rock, sino de las últimas décadas.

Apoyado por su amigo y escritor James Fox, autor de Charlie y la fábrica de chocolate, Richards se dio a la tarea de escribir sus memorias. Cada página de Vida, el poco original nombre de su libro, deja desnudo al guitarrista. Curiosamente, contrario a lo que pudiera esperarse, la tinta derramada no da cuenta de bacanales furiosas, de noches de juerga interminables y peleas épicas. Parecería que el objetivo de Vida es mostrar al humano Keith Richards, no a la personalización del rock. El padre responsable, el melómano, el novio-esposo amoroso, el amigo y el hijo apenado por sus travesuras roqueras son los protagonistas de Vida.

De este libro también surgió una de las últimas batallas entre los glimmer twins, como son conocidos la pareja de amigos entrañables Keith Richards-Mick Jagger. El guitarrista no se va con medias tintas, lo mismo muestra su agradecimiento y amor al vocalista de la banda, que lo critica por su egolatría y gigantismo. No le da pena decir que en algún tiempo fue su mejor amigo y que no había nada mejor que escuchar música con él, pero tampoco olvida los desplantes que el vocal tenía al sentirse Mick Jagger y The Rolling Stones.

Hay pasajes llenos de emoción y que dejan claro el ajetreo de la vida de Richards: su paso por el coro de la escuela, la influencia de su abuelo al tocar la guitarra, su primer encuentro con Jagger, la elección intempestiva del nombre de la banda, cómo le bajó su novia a Brian Jones y después ella se convertiría en la madre de sus hijos, sus coqueteos con la cárcel, en fin, anécdotas de uno de los músicos más influyentes de la historia del rock. Quien piense que la vida de un roquero está llena de fiestas, sexo, drogas y conciertos, al leer Vida se dará cuenta de que en cada roquero habita una persona muy común.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio