Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Disco de la Semana: “Anastasis” de Dead Can Dance

En Contexto/Sonidos

Por: Hugokoatl Galván (@AtonalAtono).

 Memories fall from the trees.
Amnesia.
Memories like autumn leaves.
-En Amnesia.

Los católicos llaman anastasis al momento en que Jesús, una vez muerto, descendió al infierno. ¿Cómo sonaría ese camino? Dead Can Dance nos expone su interpretación de una anastasis, no necesariamente la de Chucho, puede ser la de cualquiera, y no necesariamente de un muerto, basta escuchar el ambiente que genera este dúo para sentir que uno cae hasta el sima de su ánimo. Uno es capaz de morir al escuchar este álbum, pero se trata de una muerte placentera.

La música es tan barroca, tan iluminada, tan llena de ornamentos sonoros, que se disfruta el sendero. Dicen que las flores de cempasúchil sirven a los muertos para iluminar el camino, los detalles de cada uno de los ocho temas de Anastasis son como esas flores. “Anabasis” es una rola que gira alrededor de las percusiones y los aplausos, todo lo que pueda ser percutido sirve, incluso las cuerdas de la guitarra. Es una rola violenta. Sin embargo, este álbum también tiene su lado sosegado: las rolas sin letra. “Agape”, “Kiko” y “Return of the she King” destacan cantos seculares, son como estar en templo, en este caso, musical.

Dead Can Dance es una de esas bandas completísimas. Si sólo van a hacer una rola sin letra, hacen de la música una gran pieza. Y si le van a poner letra a la música, se preocupan y ocupan de que la letra sea inteligente y, mejor aún, poética. Leer las letras de Anastasis es un regocijo. Aquella inmundicia de gran arquitectura que suena en la música es transportada a las letras. “Children of The Sun” nos habla de que todos somos hijos del sol, pero que en la noche, algo pasa en la ausencia del astro rey que regresamos a él (la portada del disco tiene girasoles sin pétalos, sin duda se relaciona a este tema).

“Amnesia” nos habla de los olvidados, de cómo en cada pasado hay sombras sin rostro y momentos omitidos, no por ello sin importancia. Mientras, Opium es quizá la mejor rola del álbum. Describe el desprendimiento, el desconecte, esos momentos en que desaparecer es lo más importante para una persona.

De noche, de día, con lluvia o con sol, cualquier momento es propicio para escuchar Anastasis. Es como la muerte, logra su cometido en las condiciones que se encuentre. Al final, no puede haber otro sentimiento más que satisfacción. Si los muertos emprenden su camino con esta música, no puede haber mejor aliciente para andar.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio