Juan Manuel Márquez, el Gladiador del ring

En Contexto/En El Área/Magazine

Por: Pablo Vázquez (@pablitovazquez1).

Cuatro peleas después de enfrentar a Manny Pacquiao, de épicas batallas en las que fue el vencedor absoluto ante un gran rival, Juan Manuel Márquez a sus 39 años, puede sentirse satisfecho por su trayectoria, por sus logros y por es nockout fulminante que le permitirán irse como el mejor en pesos medios, ser un hombre que justo como en la película Gladiador, aprovechó su oportunidad para cobrar revancha antes del final, a todos aquellos quienes lo señalaron, y a quienes le despojaron del campeonato del Consejo Mundial de Boxeo.

Sin lugar a dudas ese golpe sobre Pacquiao en el sexto round de su cuarto combate, fue el tipo de impacto que Máquez necesitaba para despejar todas las dudas que había en el mundo del boxeo sobre su trayectoria y sus polémicas batallas ante el filipino, sobretodo si analizamos que en el cuadrilátero Pacquiao ya era dueño de las acciones y los mejores golpes que iban mermando poco a poco al boxeador mexicano.

Márquez quien ha expresado su alegría de levantarse con el triunfo y de ser el mejor sobre el ring esa noche del sábado 8 de diciembre en Las Vegas, también categóticamente y como gran temple de gladiador moderno, de esos con código y buenas formas, ha solicitado a la gente en México que no se burle de Pacquiao en las redes sociales, pues describió que se acercó a Pacquiao tras verlo desvanecido y más allá de su victoria también estaba interesado en la integridad del filipino.

“Estoy muy contento de regresar a mi país, con mi gente, mi esposa, mi familia, mis hijos, es muy especial para mí, después de ocho años de estar peleando y buscando esta victoria, sin entender la dimensión de este triunfo me da gusto darle una alegría a mi familia, y al pueblo de México, pero si es el triunfo más importante de mi carrera, por el rival al que enfrentamos”. dijo Márquez a León Lecanda de Espn.

Márquez es un campeón de la gente, un ídolo que se forjó en Iztapalapa, que fue libra a libra ganando respeto en el mundo del boxeo y ser uno de esos ídolos que la gente quiere ver por su entereza y por su calidad como persona, que luego de 29 años de trayectoria, está en una etapa de descanso y de gozo por el triunfo, pero con el padre tiempo que le indica ver hacia donde dirigir su camino como profesional y como persona, que por sus logros lo tienen ya en la cima del boxeo y entre los mejores mexicanos que se han subido a un ring profesional, a años luz de estos nuevos boxeadores productos de televisión.

Deja un comentario