Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Disco de la Semana: “Fade” de Yo La Tengo

En Contexto/Sonidos

Por: Hugokoatl Galván (@Hugokoatl).

When are you coming to town?
Before de fall,
before the flood,
after the sinking felling and the final cut.
What are you doing to do?
We’re all waiting for you
En “Two trains”

Es como el andar sosegado del agua de un lago. Es tan pasivo como un árbol enraizado desde hace décadas. Sí, el sonido de Fade quedó perfectamente plasmado en la portada del álbum, cuyo protagonista es un árbol localizado en el Parque Overlook de Portland. Los de Nueva Jersey entregan en Fade un sonido digno de apreciarse mientras el sol cae o en un momento de inactividad absoluta.

A diferencia de Popular songs (2009), la banda liderada por el matrimonio Kaplan-Hubley se despoja de los guiños en diseño a lo popular de los setenta y ochenta; en lugar de ello nos regala un álbum con composiciones introspectivas que cantan a la duda por un camino nuevo, la espera por aquella persona especial o la búsqueda por lo que hay dentro de esta.

Canciones como la inicial “Ohm” y la terminal “Before we run” están adornadas con arreglos de cuerdas, en especial de violines. Son las rolas más vestidas, en cuanto a instrumentos se trata. Ambas son cantadas por Georgia Hubley, la voz femenina del grupo. Sin embargo, con el paso de las rolas, los temas se despojan de sonidos hasta quedarse en lo más básico para una banda como Yo La Tengo, es decir, con voz, guitarra y algunos acompañamientos de teclados. Dos de los ejemplos más destacados de este sonidos son “I’ll be around”, “Cornelia and Jane” y “Two trains”. La primera, una canción sobre el apoyo que debe darse entre los integrantes de una pareja; la segunda, sobre el análisis de los sentimientos de una persona por otra a través de cierta descripción de las partes del cuerpo; la tercera, una de las rolas más bellas sin duda, el clásico tema sobre el anhelo por la llegada del ser querido con una letra basada en un diálogo imaginario.

Para los gustosos del lado alocado de Yo La Tengo, Fade sólo entrega una rola en tal estilo: “Paddle forward”. Un tema con distorsión que hará sonreír a quienes prefieren mover los pies y la cabeza al ritmo de una canción.

El décimoquinto álbum de estudio de Yo La Tengo es quizá uno de los más tranquilos de la banda. Puede ser que su público ideal no sean los jóvenes que apenas los conocieron con hace unos años, sino aquellos adultos contemporáneos que escucharon de esta banda desde el ya lejano 1986, cuando lanzaron su primer disco.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio