Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

El crepúsculo de los dioses

En Contexto/En El Área/Magazine

Por Omar Fares (@ofares72) / Fotos: Chivas Oficial Facebook.

¿En dónde radica el derrumbe de los gigantes? No es una sola respuesta. Son demasiados factores que se acumulan para entender cómo es posible que grandes imperios, empresas o instituciones disminuyan su poder hasta la nada.

En el pasado nadie hubiera imaginado que Grecia o Roma caerían, y más adelante en el Siglo XX, el llamado Tercer Reich de Adolf Hitler. Pero sí sucedió. Hay infinidad de explicaciones a sus resquebrajamientos.

Chivas vs Atlas 2013

En el caso de los clubes de futbol sucede algo similar con la reserva de las comparaciones. En este momento pocos pueden dar crédito la crisis que atraviesa el Club Guadalajara mejor conocido como Chivas.

Pero no es exclusivo de este equipo mexicano. Recientemente, en Argentina, en el 2011, River Plate, que junto con Boca Juniors son de los más populares del futbol sudamericano, descendió. Y en Europa, concretamente el Manchester United también sufrió la humillación de bajar a la Segunda División.

En ambos casos porque sus resultados no fueron los más positivos en la cancha, producto de malas decisiones de directivos, técnicos y finalmente por los ejecutores en el campo, es decir los jugadores.

También en Italia, otros poderosos fueron tocados por la mala fortuna como el Milán y Juventus, pero estos recibieron el castigo del descenso por involucrarse en escándalos de corrupción. Aquí en México todavía es impensable contemplar el descenso de uno de los llamados cuatro grandes del futbol mexicano como Chivas.

 

El Club Guadalajara, fundado en 1906, es una franquicia rica en tradición deportiva, que alcanzó su clímax a finales de la década de los cincuenta con el plus de ser un equipo integrado exclusivamente por mexicanos, y prolongó su reinado durante el siguiente decenio de los sesenta.

Chivas vs Toluca 2013

A partir de 1970, cuando conquista su octavo título de Liga, comenzó el ir y venir en una montaña rusa que hoy parece ir en el espiral de la derrota sin que nadie ponga freno.

Se puede pensar que los equipos grandes son intocables para la desgracia y la tragedia, que pueden tener malas rachas y salir rápidamente. Quizá ahí radica parte de la decadencia, en la negación, en la arrogancia y soberbia de creer que son inmortales.

Ya en el inicio de la década de los noventa, Chivas atravesaba una crisis económica que orilló a la administración de la Asociación Civil a rentar al primer equipo por diez años, pero ni ese mismo empresario llamado Salvador Martínez Garza pudo ser el héroe que los rescatara, porque en la recta final de su administración ya no podía sostener la nómina y debió entregarlo un año antes al nuevo dueño Jorge Vergara.

Después de cinco años en los que se incluye el título de Liga del Apertura 2006, una final perdida en 2004, una final de Copa Libertadores en 2010, y dos semifinales también en el mismo certamen, y una semifinal en Copa Sudamericana, además de generar jugadores talentosos de sus fuerzas básicas, hoy se encuentra en un punto crítico en el que el margen de error es mínimo en los próximos meses.

En México, Necaxa y Atlante también fueron equipos de tradición y de mucha popularidad, y hoy viven del recuerdo.

Chivas debe verse en ese espejo, en el del Manchester y el River Plate, y tener muy claro que nadie es intocable, invencible, ni inmortal.

 


Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio