Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

El pasado histórico que habita el presente

En Contexto/Magazine

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2013, el periodista argentino Diego Fonseca presentó Crecer a golpes una recopilación de crónicas latinoamericanas.

 

Por Óscar Beltrán.

Hablar de Salvador Allende o bien de Augusto Pinochet, es hablar del ferviente espíritu latinoamericano, ese que no conoce fronteras ni se reduce al país chileno que tuvo a ambos políticos como protagonistas, viviendo una época que se puede ver desde dos perspectivas: la turbia y oscura y otra de lucha social que vio una luz utópica, que terminó siendo justo eso, una utopía más en la América Latina, la cual se refleja de punta a punta en historias de referencia histórica.

Foto: Facebook Diego Fonseca.
Foto: Facebook Diego Fonseca.

Con un precedente de éste tipo, con el Allende revolucionario, líder de izquierda e intelectual que ha marcado ya cuatro décadas o de un Pinochet represor, dictador y que contó con el respaldo de Estados Unidos para sus planes. Se han cumplido ya 40 años de éste movimiento, y como parte del Noveno Encuentro Internacional de Periodistas, se presentó el libro Crecer a golpes: Ensayos y crónicas de América Latina a cuarenta años de Allende y Pinochet, que evoca a este par de referentes del continente unificando crónicas de 13 escritores de renombre que se abrazan a sus raíces particulares.

Ante la inquieta mirada de estudiantes, principalmente de periodismo y comunicación, fueron Diego Fonseca, Marcela Turatti, Ernesto Núñez y Wilber Torres, periodistas y cronistas, los encargados de hacer la ponencia de una antología que reúne a voces importantes de la literatura como el cubano Leonardo Padura, Mario Jarmish, Álvaro Enrigue, Patricio Fernández, Francisco Goldman, John Lee Anderson, Boris Muñoz y Martín Camparrosa.

Torres lo definió como un libro extraño que se aparta de los lugares comunes, pero que da un golpe a la política, en una era de cambios puntuales, llenos de abuso por parte de los Estados Unidos, justo a Latinoamérica, si, pues el coloso del norte siempre ha tenido ciertas tendencias de control sobre un continente que lo une más allá de la propia lengua.

“Vemos y escuchamos las transformaciones políticas y sociales en 40 años esas que han sucedido de forma inadvertida”, aseguró el editor de la compilación, Diego Fonseca, que asumió el rol de elegir a las mejores voces de las muertes políticas que han atacado al continente, no sólo en Chile, sino en Cuba y una generación de revolucionarios perdidos, México visto a través del Vocho, ese auto que marca la pauta del crecimiento y decrecimiento económico, Perú, Guatemala y hasta España, abordando esa violencia tan propia de los símbolos de lucha.

Dentro de la propia ignorancia de la sociedad, el libro se define como un respiro digno, uno que no pretende enterrar el pasado, sino contar como el mismo ayer sigue presente y latiendo fuerte, pues un pueblo con memoria está listo para no repetir el pasado.

El trasfondo de cada pluma es evocar a esa promesa democrática, la cual siempre se presiente puede llegar a buen puerto, pero que hasta el momento es difusa y de dudosa procedencia en la adolescente América Latina, la de la constante promesa de que algún día vamos a estar mejor.

Es por ello que Crecer a golpes busca ante todo responder lo que necesita ser respondido.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio