Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Lo que le faltó al Chef

En Cineurótica/Magazine

Por: Carlos A. Narvaez.

Tras tomar un descanso de sus colaboraciones con los estudios Marvel, y tres años después de la película “Cowboys and Aliens”, el director estadounidense Jon Favreau regresa a las pantallas, en esta ocasión mostrando su talento actoral con el que tal vez sea su proyecto más personal a la fecha: “Chef a Domicilio” (Estados Unidos, 2014). Pero vayamos por partes.

CHEF_09380.NEF
El argumento de la cinta es bastante sencillo: un reconocido chef pierde su trabajo tras una fuerte discusión con su jefe, obligándose a sí mismo a encontrar un mejor empleo y así poder continuar haciendo aquello que tanto le apasiona hacer. Si a este argumento le agregáramos algunas subtramas familiares, grandes dosis de humor y un reparto espectacular, el éxito quedaría prácticamente garantizado.

Pero entonces, ¿qué fue lo que le faltó a Chef?
En primer lugar tenemos al protagonista. Favreau no solamente es plano y superfluo en su interpretación, sino que el lazo de empatía que su personaje intenta crear con el espectador es tan nulo que realmente no interesa mucho saber qué le suceda. Este peso en hombros de alguien más podría haber logrado un mejor resultado.

A esto agreguemos a unos brillantes roles secundarios que son echados por la borda durante la primera mitad de la película. Personalidades como Oliver Platt, Scarlett Johansson, Robert Downey Jr. y hasta Dustin Hoffman desfilan por ahí, sin poder ofrecer nada más que unas breves apariciones que a lo mucho logran una sonrisa en el público.

chef-trailer
Y ya entrando en aspectos más creativos, encontramos un guión bastante desbalanceado que divaga en temas como la relación padre e hijo, el divorcio prematuro y decisiones laborales importantes (entre otros), pero no profundiza en ninguno de ellos; y mientras tanto, escenas completas son desperdiciadas con diálogos improvisados y bromas simples que no aportan nada a la historia.

No me lo tomen a mal, no es la peor película del año. Es sólo que, quizás, la titánica carga de escribir, dirigir y también protagonizar por ahora sea demasiado para el buen Jon Favreau.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio