Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Indie con sabor a antaño

En Magazine/Sonidos

Por: Abraham Mercado (@abrahahahaham).

Muchas bandas intentan traer de vuelta los sonidos de los noventa y ochenta en sus canciones, pero la mayoría sólo se queda en las influencias, pocos son los que realmente logran dar un sabor a aquella música. The Mary Onettes es un cuarteto sueco formado por allá del 2000. Los sonidos de The Outfield y Pink Floyd son influencias que notamos con cada canción, pero con un aire renovado.

maryonettes_1528

Este año nos traen Portico: (Labrador Records, 2014) una producción de siete canciones llenas de ecos, sintetizadores, energía y bastante nostalgia. Se puede decir que es muy parecido a Hit the waves, su producción anterior, pero, como dije antes, renovado; es un grupo que gusta de reinventarse sin serse infieles a sí mismos.

El tercer L.P. del  cuarteto de Jönköping, abre con “Silence is a gun”, bastante calmada y con un loop de fondo que recuerda a una tarde lluviosa, acompañado de guitarras y sintetizadores que logran una atmósfera. “Everything everything” es otra de las grandes, canción sin pretensiones, bastante clara y disfrutable. La más alegre, “Your place”, con percusiones que, aunque están de fondo, son rítmicas y algo aceleradas.

tmo02

El disco termina de la mejor manera, con “Portico: 2014”, canción que da nombre al disco y con el que resumimos todo lo que quisieron decir. Es una canción instrumental, a modo de soundtrack de película, un sonido fuerte y entrañable, que va creciendo conforme se desarrolla la canción. En ella sentimos todo lo que las demás canciones transmitieron, una forma magnífica de cerrar. Si fuera un largometraje, ésta canción serían los créditos.

Resumido en pocas palabras, Portico: de The Mary Onettes es un disco atmosférico y fácil de escuchar, con tendencias retro y sonidos renovados.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio