Magazine de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Deadpool

Deadpool, un anti-héroe que superó las barreras de la industria

En Cineurótica/Magazine

Una de las mejores adaptaciones de un cómic al cine, tan fresca, divertida y violenta como sólo Deadpool lo sabe hacer

En medio de una avalancha cada vez más grande de franquicias sobre superhéroes (tanto en cine como en televisión), llega a las pantallas la primera aventura del no tan famoso Merc with a Mouth de Marvel, un vulgar y sarcástico sujeto vestido de rojo, sin pelos en la lengua pero sediento de violencia. Nos referimos, claro está, a “Piscina de la Muerta” (o Deadpool, para los colegas).

Lo mejor de Deadpool está por venir.
Lo mejor de Deadpool está por venir.

Esta película, dirigida por el primerizo Tim Miller y protagonizada por el antes repudiado Ryan Reynolds (recordemos que tanto los fans como la crítica destruyeron su interpretación de Linterna Verde en 2011), nos presenta a Wade Wilson, un tipo malo que, en propias palabras, se dedica a “patear los traseros de tipos aún más malos”; pero, tras descubrirse con cáncer terminal en diversos órganos, Wade deberá hacer todo lo posible por salvarse, aún si el precio para su cura resulta más alto y doloroso del que se imagina.

Así es como nace el buen Deadpool, una película de superhéroes cuya historia tardó más de diez años en lograr su traslado a la pantalla por una sencilla razón: Twentieth Century Fox. No lo tomen a mal, es sólo que dicho estudio, al poseer los derechos del personaje, no creía en la rentabilidad del proyecto, debido a que el riesgo de fracasar era muy alto por aquellos días; algo de lo que no se les puede culpar, si consideramos que “la Era Dorada” de los superhéroes en el cine oficialmente comenzó con Iron Man y The Dark Knight en 2008, pero no fue sino hasta que Marvel anunciase la unión de los Vengadores, cuando las otras productoras (Warner, Sony y demás) se inscribieron en la carrera por la taquilla, resultando en los reboots de personajes como Spider-Man, X-Men y hasta Superman, mismos que ya habían tenido su oportunidad en el pasado con resultados regulares. Sin embargo, la hora de Deadpool aún no llegaba.

Deadpool

Fue hasta mediados del 2014 cuando un test footage de la película se filtró en Internet, realizado por el director y su protagonista con el fin de presentarlo a los ejecutivos de Fox en un último intento por convencerlos de financiar el proyecto. Al ver la eufórica reacción de los fans más asiduos debido a la fidelidad con la que el personaje era presentado, Fox quitó el video Internet, convenciéndose finalmente de que Deadpool era rentable sin necesidad de censurar sus groserías o su perversión (ya que su penosa aparición en X-Men Orígenes: Wolverine es algo que hasta el día de hoy sigue atormentando a los fans).

¿El resultado? Una de las mejores adaptaciones de un cómic al cine –tan solo checa el cómic, está tremendo-, tan fresca, divertida y violenta como sólo Deadpool lo sabe hacer. Y si bien es cierto que como película tiene un par de debilidades en cuanto al desarrollo de sus antagonistas y flashbacks demasiado extensos, debemos recordar que la esencia misma del personaje es un boicot a todo lo que creemos saber sobre los superhéroes y, de paso, sobre la narrativa cinematográfica tradicional. Así que lo mejor será agarrarse muy bien de los asientos, porque como leí en varias reseñas por ahí: lo mejor de Deadpool apenas está por venir.

Texto: Carlos A. Narvaez.

2 Comments

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio