Magazine semanal de cultura emergente

Agujeros de gusano

En Magazine/Sonidos

Lo nuevo de The Jesus & Mary Chain y U2 son estrenos discográficos que darán mucho de qué hablar en este 2017, ambos se preparan para marzo-abril.

En el espacio sideral de la música, dónde las bandas circulan a través de las décadas, modas, movimientos musicales, amaneceres y ocasos hay grupos que vuelven a ponerse de actualidad y lanzan globos sonda a través de ‘agujeros de gusano’ para viajar en el tiempo y recuperar el espíritu de otro momento. Como astronautas pescando en un vortex temporal, los músicos apelan al espíritu de etapas pasadas y soy consciente de que redundo pero es que suele pasar que en vez de ese ‘espíritu’ lo que llegue del otro lado sean solo fantasmas o quizás algo aun peor… espejismos.

2017 llega cargado de novedades pero hay dos, en concreto, que van a dar mucho que hablar en el mundillo y van a empantanar de tinta más de una redacción de prensa especializada. Me refiero a los próximos lanzamientos de los nuevos trabajos de The Jesus & Mary Chain y U2.

Jesus and Mary Chain preparan el lanzamiento de su … discográfica, luego de … años.

Los escoceses hermanos Reid vuelven a presentar un larga duración nada más y nada menos que 18 años después de su último disco.

Mucho ha llovido desde entonces y The Jesus & Mary Chain siguen manteniendo esa atmósfera de banda de culto que los llevó a la cima del post punk allá por el año 1985 cuando publicaron su primera referencia, el apoteósico y ruidoso ‘Psychocandy’ que influenció de manera definitiva junto a bandas como Sonic Youth a una nueva generación ávida de sonidos afilados, demoledores e hiper saturados, sello característico del noise rock, precursores del shoegaze que acuñaron a golpe de exceso de decibelios, rabia y destrucción melódica bajo toneladas de pesados muros de sonido conformando la que sería la nueva leyenda del folklore indie.

Está claro que no inventaron la rueda pero supieron mezclar en una atronadora alquimia de sonidos densos, herederos de The Velvet Underground o The Stooges, las letras controvertidas de una nueva generación con las melodías pop de personajes como Phill Spector o Brian Wilson. Eso sí que fue un logro porque a priori a todo el mundo le hubiera parecido una locura antes de escucharlos.

Su influencia en los tótems de la música indie contemporánea son claros y nadie lo puede negar. Pixies, Radiohead, Nirvana o My Bloody Valentine han bebido de la influencia de los de East Kilbride y más cercanos en el tiempo nadie puede obviar escuchando los primeros trabajos de Black Rebel Motor Cycle Club que los Reid son su banda de cabecera.

El disco se llamará ‘Damage and Joy’ y se publicará el 24 de marzo. Lo conformarán 14 cortes. Ha sido producido por Youth, legendario miembro fundador de los Killing Joke que ya colaborara con bandas del calibre de Depeche Mode, INXS, Primal Scream o The Verve. Además de producirlo ha tocado también el bajo en el L.P.  Junto a Youth y los hermanos Reid , miembros de la banda habituales del directo como Brian Young o Phil King. Ya se puede escuchar ‘Amputation’, el single que fue presentado en exclusiva en el show de Steve Lamacq en BBC 6 Music.

Sinceramente el single es blandito pero se asoma a ese agujero de gusano del que hablaba al principio. Se asoma pero es sólo eso, una fugaz mirada, un destello lejano pues aunque ya habían abandonado hace mucho tiempo lo más pesado de su sonido, incluso comparándolo con su anterior trabajo ‘Munki’ de 1998, me falta el crujir de sierras que por ejemplo, aunque más apagadas que antaño, rasgaban el tiempo que duraba uno de sus sencillos, ‘Cracking up’.

Lo único que los salva es el demoledor directo que han estado presentando desde que se volvieran a reunir en 2007 y que me hace tener fe en que tan solo haya sido una mala elección como single. Volviendo a su anterior trabajo que recogía el panteón de registros que la banda solía manejar en los noventa echo en falta la misma contundencia y suciedad en lo que debería ser un single de retorno a la altura de The Jesus & Mary Chain.

Estaremos expectantes por si sólo se asomaron a cómo debe sonar una banda de su prestigio o tengo que tragarme mis palabras cuando escuche el disco completo. Espero ansiosamente que sea la segunda opción.

El caso de U2 es especial.

Bono durante una presentación en 2015.

A pique de que me acribille el colectivo de ultra talibanes seguidores de la banda irlandesa desde hace pocos años y que no han vivido la evolución de los hombres de Bono desde, al menos, los ochenta, tengo muy claro una cosa, U2 no saca un buen disco desde ‘Zoo Tv’ y si me apuran podría tener en cuenta hasta el ‘Pop’ de 1997.

La dinámica a partir de ahí fue sacar L.P tras L.P para seguir haciendo algo que sólo está al alcance de ellos y algunos elegidos más, ofrecer espectáculos en directo de una calidad fuera de lo común y así la máquina sigue engrasada y funcionando. No me entiendan mal, hay buen material en la mayoría de sus trabajos publicados desde entonces, pero para mi gusto, ha habido más calidad cuando han regalado aisladas perlas fuera del formato larga duración como la acertadísima ‘Hold Me, Thrill Me, Kiss Me, Kill Me’ que facturaron para la banda sonora de la mediocre ‘Batman Forever’ o la preciosista y al mismo tiempo enérgica ‘Electrical Storm’ que se incluía como sencillo de nueva creación dentro del recopilatorio ‘The Best of 1990-2000’.

Cuando publicaron esta última canción tuve verdadera fe en que lo siguiente sería grande… no fue así, al menos para mí y creo que con lo que se puede escuchar en las publicaciones en redes de miembros del grupo en el estudio reproduciendo las mezclas de su nuevo disco me va a ocurrir lo mismo.

No hay nada peor como músico que comparar tu nueva criatura con un hito del pasado de tu carrera como fue ‘Zoo Tv’ y eso es precisamente lo que los de Dublín han hecho en varias ruedas de prensa, deslizar entre los medios que este disco va a constituir el mismo cambio de sonido que en su día propició el experimental trabajo que fueron componiendo durante la gira de ‘Achtung Baby’, su otra bestia musical junto a ‘Joshua Tree‘.

Es una declaración de riesgo y repito, por lo que se escucha en las grabaciones subidas por algunos de los miembros de la banda es más de lo mismo con un tratamiento del sonido y las atmósferas algo diferente.

Ryan Tedder ha vuelto a trabajar de nuevo con U2 como productor y dice que “el disco tiene tintes de música actual”… sonido de grillo en el silencio… más sonido de grillo en silencio… en fin. Cuando leí estas declaraciones mi cara estuvo a punto de reaccionar como la de los nazis al final de la primera película de Indiana Jones, como si se me hubiera tornado de cera y se fuera a derretir en cualquier momento ante la apertura del arca de la alianza ¿qué es para el señor Ryan Tedder “tintes de música moderna”?

El productor y frontman de One Republic, Ryan Tedder, es el encargado de darle un giro al sonido de U2. Foto: Billboard.

Estamos terminando algunos muy buenos remixes que van a abrir una puerta completamente nueva de par en par para los fans de U2. El mundo ahora está escuchando una música tan diferente que no se puede esperar que un chico de 20 años de edad, se interese por un disco de U2 si no se pone en el contexto de lo que escuchan en la actualidad”… Mi infancia transcurrió en los ochenta pero me encantaría poder añadir tras las palabras del productor un emoticono de sorpresa ‘made in wasap’, porque hay que ser modernos según el argumento del señor Tedder.

Vamos a ver, hablar de que vas a romper la baraja volviendo a revolucionar tu sonido y que la justificación sea que hay que ganarse los oídos del público de 20 años es vergonzoso, querido Ryan, la evolución de una banda o la ruptura con lo hecho hasta ahora se toman por asalto y sin obedecer órdenes de mercadotecnia, si no, comparen lo que se avecina cuando se publique con el ‘Zoo Tv’ porque luego llegan los mal entendidos y los llantos. Hay que hablar con propiedad ¿Qué menos que eso ante una audiencia y unas expectativas planetarias?

‘Songs of innocence’ es el último material editado por U2, fue lanzado en 2014.

Estaremos pendientes del estreno del nuevo material porque la esperanza es lo último que  se pierde dicen, aunque creo que el que lo dijo no había escuchado hablar al capo de ‘One Republic’, el nuevo niño dorado del mainstream yanqui. En marzo o abril se estima el lanzamiento… ¿será literalmente un lanzamiento?

El caso de las dos bandas es diferente pero convergen en algo que no les es ajeno, el hilo que les une con su aura pasada es el directo, no espero grandes cosas de ninguno de los dos discos y no es porque no me guste que las bandas evolucionen, todo lo contrario, pero exijo que los músicos tengan respeto por su trayectoria y su legado y no aterricen proyectos mediocres que deberían ser míticos por el contexto y las fechas en que salen a la luz. Para eso prefiero carreras como las de mis idolatrados The Stone Roses o más en concreto Echo and the Bunnymen que tuvieron altibajos en sus trabajos pero no necesitan asomarse a agujeros de gusano para despedir ese olor, ese aura que siempre ha sido suya porque ellos están unidos a su recorrido musical por un cordón umbilical metafísico que les conecta con lo que fueron son y serán.

Texto: Javier Titos García.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo más nuevo

Ir a Inicio