Magazine de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Entrevista con Josué Guijosa de Kill Aniston: “el rock vive en nuestras Kasas”

En Magazine/Sonidos

“En mi perspectiva, no hay música ni buena ni mala, sino hacia dónde vas dirigido y cómo la escuche la gente”.

Conocí a Jos en lo que bien pudiera haber sido una vida pasada, siempre supe que era músico y que tenía una banda llamada Kill Aniston pero, no fue sino hasta varios años después que por fin lo escuché tocar, cuando una amiga me invitó a su gira en “Kasas” en 2015. Si bien el formato es bastante claro, me remitía un poco a la nostalgia noventera cuando cierta estación de radio “rifaba” que una banda, que a decir verdad no recuerdo cuál era, podía tocar en la sala de tu casa. Jamás gané dicho concurso pero, ¡qué privilegio para un verdadero fan!

kill aniston
Josue Guijosa. Foto: Facebook Kill Aniston/@pirate_beto.

Ciertamente, el rock independiente en México, a excepción de la ciudad de México, casi cualquier “tocada” está permeada de una vibra inconfundible de DIY (Do it yourself). Para los amantes del punk, esto no es necesariamente algo malo pero, sí que debe de ser un reto para las bandas y no sólo para las que van iniciando. Kill Aniston, es una de esas bandas estandarte del rock mexicano independiente y vaya que dentro de la escena ya son un viejo lobo de mar.

Conformada en 1998 como proyecto alterno a su otra banda de indie-rock, Sad Breakfast, Josué decidió inclinarse por un estilo más “folk y sadcore” con Kill Aniston. No fue sino hasta 2006 que editaron su primer disco Los Divorciados y desde entonces, ya cuentan con 8 discos bajo el brazo; el más nuevo, recién estrenado en 2017, Los Ángeles de las Ciudad de México. Y es precisamente con este disco que vinieron a presentarse en Guadalajara hace un par de semanas como parte de su nueva gira en “Kasas”. Esta vez, tuve la oportunidad de platicar con Jos y preguntarle sobre su nuevo disco y de cómo inicio este proyecto de las giras así como, de sus planes a futuro.

Roxie Camacho: ¿Cómo inició este proyecto de la gira en “Kasas”?

Josué: Bueno, este proyecto lleva ya 6 años, pero yo llevo tocando desde los 15. Siempre me molestó que fuera bien difícil ser alguien en la escena musical si no tenías palancas, entrar a la radio, tocar en festivales, incluso, tocar en bares si no conoces a los dueños. De hecho, todo este proyecto empezó porque un dueño de un bar importante en el DF me dijo: “oye la verdad está de flojera tu acústico…” y yo pensé: “ni siquiera respeto a esta persona, cómo voy a dejar que hable así de mi música si ni siquiera la conoce.” En mi perspectiva, no hay música ni buena ni mala, sino hacia dónde vas dirigido y cómo la escuche la gente. Entonces comencé a pensar ¿cómo le hago para no tener que lidiar con dueños de bares, mánagers, bookers, para ni siquiera tener que buscar tocar en festivales? Y pues se me ocurrió buscar lugares más íntimos, que estuvieran directamente relacionados con la gente que verdaderamente escucha mi música, en sus salas, en sus jardines y así fue que en 2011 fue la primera vez que lo hice.

ROX: ¿Cómo ha evolucionado Kill Aniston desde el 2011 a la fecha?

JOS: Tuve errores que agradezco un chorro porque sin esos errores, no me hubiera dado cuenta de cómo mejorar el producto o el sistema de trabajo. Descansé un año, comencé en 2011, descansé en 2012 y en 2013 lo volví a retomar y los errores que tenía de logística, como por ejemplo tocar bien lejos porque, claro que al principio aceptaba cualquier casa, casi casi donde me daban chance. Llegué a tocar en terrenos baldíos y no era el hecho de que todo estuviera lleno de tierra, pero sí complicaba todo. Entonces empecé a definir un sistema de trabajo. Las casas tienen que estar céntricas y no tengo que tocar en exteriores porque así es mejor para el dueño de la casa, los asistentes y para mí. Poco a poco fue creciendo la idea, cada año he tratado de mejorar, aunque sea difícil, no me gusta quedarme en la zona de confort.

Gira en Kasas. Foto: Facebook Kill Aniston.

ROX: ¿Cómo eliges a tus acompañantes para la gira?

JOS: Siempre va a ser bien difícil. Es fácil con amigos, lo difícil es que tengan disponibles los calendarios, pero con lo que luché un chorro es a veces con los egos de los artistas, esto puede ser un problema. Muchos llegaron a subestimar el proyecto, de que creían que no iban a generar nada con la gira. Tuve varios invitados, los primeros años fue Canseco, Roy de Thermo, Rata de Austin TV, Hummersqueal, pero la verdad el año que “reventó” todo, fue el año pasado cuando Javier Blake de División Minúscula aceptó ser parte. Sentía que ya era hora de cambiarlo, que ya tenía la credibilidad suficiente para que más amigos músicos que estimo creyeran en el proyecto, hablé con Javier y su respuesta fue “¡va, me lo echo!”. Fueron 36 fechas, pusimos los boletos a la venta y se agotaron el mismo día. Ese fue el año que hizo que este proyecto creciera, ayudó a que la gente volteara y se diera cuenta de que este proyecto es una forma de vida y una forma de hacer shows. No negociamos con nadie mas, más que con nuestro trabajo.

ROX: ¿Tienes algún toquín o alguna gira que haya sido la más memorable o tu favorita?

JOS: No, ¿sabes qué pasa? Cada show es como si estuvieras conviviendo con una persona diferente, aunque sean 100, 200, 300, bueno con Javier fueron 400 personas lo máximo para lo que hemos tocado, pero es como si trataras una nueva persona en individual; unos se portan más eufóricos, otros más tranquilos, no podría tener una favorita porque todas tienen su esencia, está padre que de repente canten super desgarrador gritando y hay otras que están super calmadas, respetan y escuchan. También cantar eufórico es otra forma de respeto. Hasta ahora no tengo nada favorito, amo el trabajo que tengo y este trabajo es mi favorito que la gente vaya, lo hace perfecto.

Kill Aniston durante su gira en Kasas en Villahermosa. Foto: Facebook Kill Aniston/Mario Tamez.

ROX: ¿Cuál es el secreto para mantenerse vigente en el rock independiente en México y seguir atrayendo nuevas generaciones?

JOS: Creer en ti mismo al cien, porque cuando comencé este proyecto, todo el mundo se reía de mí, me daban palmaditas en el pecho como de ¡suerte! Y pues desde la primer gira comencé a vivir de esto bien. Hubo un buen ingreso y pensé en no hacer caso a los demás. Tomaba los buenos comentarios, pero cuando me decían esas cosas que al final sabía que no me servían, decidía no escuchar. Creo que la gente se ha identificado con esto y sí mejoró en los errores que he tenido. Sé que puedo hacerlo más grande. No me gustan los pasos grandes ambiciosos, me gustan más los cortos y super concisos. Quiero que se conserve así, me han tratado de comprar fechas en bares y la verdad no, cuando estoy en giras no toco en bares y también ya soy más cuidadoso y no me presento todo el tiempo porque tienes que darle un espacio a la gente para que te extrañen y sacar discos. Creo que va a llegar un punto en el que la gira va a dejar de ser mía, y veo ya que hay un punto en futuro y no lejano en cual estén otros artistas con el mismo formato pero que ya no será Kill Aniston presentándose, esa es la tirada. Claro que yo estaré presente, porque es mi producto, pero estaré desde cargando una bocina hasta dirigiendo la logística porque seguiré siendo dueño de esto.

ROX: Por último, háblame de tu nuevo disco Los Ángeles de la Ciudad de México, ¿tiene algo que ver con que has vivido en ambas ciudades?

JOS: La neta es que siempre he tenido un conflicto con Ciudad de México porque la odiaba, pero después de viajar por toda la República con las giras a lugares increíbles como Oaxaca o Mérida, no puedo dejar de vivir en la ciudad, es adictivo, me acostumbré a vivir en una ciudad grande. Esto es justamente lo que sucede con Los Ángeles, mucha gente se expresa igual que con la Ciudad de México “la amas o la odias”. Cuando decidí vivir ahí, cambió mi vida completamente, aprendí a valorar. Siempre pensé que era un cliché pero me pasó, y mi conflicto siempre fue que no soy de ahí, no soy gringo, y no comparto mucha ideología gringa y es porque traigo arraigado ser mexicano. Estas dos historias se juntaron porque después de años me di cuenta de que sí amo Ciudad de México y sigo amando a Los Ángeles, y está padre porque a mis 36 años, me doy cuenta que amo algo que siempre me frustró mucho y ahora me inspira.

Texto: Roxie Camacho.

2 Comments

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio