Categorías
Magazine Sonidos

Se soltó la bestia

Demonic Death Judge comenzó el año con ‘Seaweed’, un disco salvaje, rompemandíbulas y magnífico.

A primera instancia, con su descripción en Bandcamp denotan su bravura al proclamarse “stoner/sludge crudo y directo de riffs épicos”. Si bien son reconocidos desde su formación precisamente por ese estilo, con rascarle un poco al pasado queda en claro que en dos discos y un E.P sus líneas de guitarra demostraron tener gancho y un imán hipnótico, pero tampoco era para tanto. Hasta ahora. No tenía ni 20 días este año, cuando 2017 escuchó llegar a los finlandeses con un disco salvaje, rompemandíbulas y magnífico. Y sí, ahora a sus riffs les sobra para ser épicos.