Magazine de cultura emergente: música, cine, conciertos, festivales, arte, sociedad

Existen el ying y el yang, pero Dorotheo es el dios griego del “YE”

En Contexto/Magazine/Sonidos

Dorotheo; “diversión rockera, amor a lo surrealista, amor al amor…”

Por Redacción El Descafeinado / Berenice Sánchez.

Integrada por Vicco (guitarra), Otto (tambores), Anton (bajo), Benjamín Zárate (vocal y creador del proyecto) y El Pistor (quien se encarga de darle vida al espectáculo con luces y visuales). La química entre ellos surgió en menos de dos meses, comenzando con Benjamín grabándose individualmente, mientras Otto le ayudaba con la batería. Después, se les unió Anton en la guitarra, mismo que recomendó a Vicco para el bajo. De pronto, los sintetizadores… y en mes y medio el proyecto ya estaba listo para ver la luz.

El Salón Púrpura fue sede del debut de la banda el 21 de julio de este año, y con su posterior tocada en el Darjeeling Tea Room, son algunas de sus pocas presentaciones en público. Aunque se trata de una agrupación joven, sin duda alguna, prometen mucho “YE” (Frase que han adoptado).

Cada uno de sus integrantes tiene su vida totalmente enfocada en la música, pues además de reunirse, ensayar, tocar y divertirse en Dorotheo, cada quien forma parte de proyectos alternos: Vicco y Anton en Velva Room y Mindala, Otto en Pumcayó, y Benjamín en Antoine Reverb y Volumina.

Foto: Irene Zamora Centeno

Cuentan tanto con influencia de música brasileira, como de son jarocho, artistas mexicanos -entre los que destacan a Juan Cirerol y Tin Tan-, y en general, de “todos esos chicos que no han salido de su cuarto, que nadie los escucha porque ahí es cuando pasa la magia”. Mezclando todo ello, la banda ofrece “diversión rockera, amor a lo surrealista, amor al amor, amor a la paz y amor al YE”.

Sus letras describen escenas surrealistas; no hay continuidad clara entre ellas, pero lo que sí tienen son juegos de palabras y diversos nombres de mujeres, como Cynthia, Cristina y Sherezada, entre otros. Para escribirlas, su autor, Benjamín, cuenta con la colaboración de Francisco Flores.

Entre sus planes próximos se encuentra la grabación y autoproducción de su primer disco, proceso que hasta el momento cuenta con diez canciones inéditas escritas por Benjamín y con arreglos de los demás miembros.

“Si esas diez rolas salieron en un mes de la cabeza de Benjamín, seguramente para el día de la grabación ya tendremos doce buenas que la gente pueda recordar”.

Algo que reconocen los chicos de Dorotheo, es que la vida de la música es un camino muy pesado pero divertido, y la retribución más grande es hacer lo que te gusta, “y si de verdad quieren ser algo por su vida o en la música, el consejo es que se aferren”.

“La música se da por manera natural; es como llegar, tomar el instrumento y tocar”, reflexiona Vicco, mientras Anton comenta: “Me callo la boca, y toco, cada quien aporta lo que sirve y sabe”. Finalmente, Otto sentencia: “No music no life”.

Más música de Dorotheo en su Soundcloud oficial.

2 Comments

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio