Magazine de cultura emergente: música, conciertos, festivales, cine, arte, cultura y sociedad desde Guadalajara, Jalisco

Y llegaron los gritos de batalla de Vetusta Morla

En Magazine/Sonidos
Con un vibrante concierto -que casi nadie esperaba-, Vetusta Morla no dio tregua a sus seguidores tapatíos con una dósis de La Deriva la noche del pasado miércoles 26 de agosto.

Apenas a tres días de presentarse en la novena edición de Rock x la Vida, los Vetusta complacieron al público guadalajarense con un segundo toquín, esta vez de corte más íntimo, en el foro de C3 Stage.

Vetusta Morla regresó a Guadalajara para conectar de lleno en con su público tapatío / Foto: Rodolfo Ibáñez.
Vetusta Morla regresó a Guadalajara para conectar de lleno en con su público tapatío. Foto: Rodolfo Ibáñez.

Los teloneros fueron Pumcayó con su ‘rock folk artesanal’, quienes durante una hora, más o menos, amenizaron la espera de un público ansioso por ver a la agrupación madrileña. Poco después de las 11 de la noche, la iluminación del C3 anunciaba el inicio de la presentación estelar.

Valga mencionar que Vetusta Morla es una banda para escucharse en vivo, no sólo por la calidad de su música, sino por aquello que suele llamarse ‘la buena vibra’, que transmiten y contagian todos y cada uno de sus integrantes —quienes los han visto en vivo saben de lo que hablo—. El set list incluía rolas de todas sus producciones: abrieron con ‘Fuego’, de su nuevo material discográfico La deriva, y en el transcurso de la noche los asistentes disfrutamos de temas como ‘Golpe maestro’, ‘Mapas’, ‘La grieta’, ‘Maldita dulzura’, ‘Copenhague’, ‘Al respirar’, ‘Otro día en el mundo’… en fin, canciones que, conocidas o no por sus seguidores tapatíos, levantaban palmas, cámaras y pasiones. Tal fue el caso de ‘Fiesta mayor’, de su nuevo disco y que muy pocos habían escuchado antes, aunque no por ello dejó de encender los ánimos.

El foro que acogió a los españoles fue C3 Stage. Foto: Rodolfo Ibáñez.
El foro que acogió a los españoles fue C3 Stage. Foto: Rodolfo Ibáñez.

Pucho, como buen frontman se encargó de la interacción verbal con su audiencia, ya fuera haciendo notar la ausencia de su teclado “que se desvió de ruta por ahí por el Atlántico” y utilizando la anécdota como introducción para “otra historia, como la que les acabo de contar” mientras sonaban los primeros acordes de ‘Baldosas amarillas’; o cuando anunciaba ‘El Hombre del Saco’, y la dedicaba a todos los que tenemos en México “que son bastantes…”

Haría falta señalar que fue ‘El Hombre del Saco’ el tema que les ganó audiencia en Guadalajara —quisquillosa hasta donde más— en un Rock x la Vida de hace ya varios años, en donde se presentaron sin que nadie, o casi nadie, les conociera, y en donde impactaron con el derroche de energía que componen las características percusiones de la rola en cuestión: un tambo de metal al centro del escenario al que Pucho y compañía le arrancan ritmo con una suerte de baquetas; al ser una canción de denuncia, las percusiones se vuelven, casi, el grito de batalla.

La noche del pasado miércoles (26 de agosto), probablemente siguiendo al teclado, el dichoso tambo también estuvo ausente, no así el ‘grito de batalla’, pues el público acompañó con intensos aplausos a la pandereta con la que, en ésta ocasión, Pucho marcaba el ritmo.

vetusta-morla-eldescafeinado-rodolfo-ibañez3
“Que no se enteren los demás, pero sois nuestros favoritos, Guadalajara es nuestra casa…”, Pucho. Foto: Rodolfo Ibáñez.

Quienes frecuentan toquines como éste, saben —sabemos— que el set list anticipa un retorno de la banda al escenario después de que ‘finalice’ el concierto, según la demanda del público. En muy raras ocasiones y sólo cierto tipo de bandas anticipan dos. Vetusta Morla lo hizo, y el público lo celebró. Uno de los temas que más incendiaron los ánimos en este punto fue ‘La cuadratura del círculo’.

El cierre de la noche, con extractos de la banda sonora de Los ríos de Alice como fondo, fue una cálida despedida en la que confesaron: “que no se enteren los demás, pero sois nuestros favoritos, Guadalajara es nuestra casa…”.

Texto: Bárbara Gama
Fotografía: Rodolfo Ibáñez

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio
A %d blogueros les gusta esto: