Magazine de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Un descenso que invita a la reinvención

En Contexto/En El Área/Magazine

Por: Pablo Vázquez Rivera (@pablovazquezr1) / Fotos: vivelohoy.com, 7boom.mx, Facebook oficial de Chivas.

Ver a Chivas metido en problemas de la tabla porcentual, es algo que los más longevos y tradicionales aficionados al Rebaño,  aún no conciben, circunstancia a la que no saben responder, supongo que es por abolengo, por historia más distante que reciente, y por un tema de falta de humildad, dirían los galenos, falta de aceptación del padecimiento, hablar de descenso es hablar de algo que no es de su órbita, es más una realidad del gran rival de la ciudad el Atlas, y de equipos chicos, que del equipo que conquistó primero más títulos en el futbol profesional en nuestro país.

chivas

Al seno del campamento rojiblanco, hay conciencia númerica quizá no histórica y futurista de lo que significaría un descenso para la institución, para el club, para sus propias carreras, mucho menos para lo que significa como fenómeno social el Guadalajara, ese equipo que apela al sentimiento nacionalista de dar cabida en sus planteles a sólo futbolistas nacidos en nuestro país, sin la intervención de jugadores extranjeros, lo que en los últimos años, y de acuerdo a las leyes del mercado del futbol, le significa un rasgo para la supervivencia, más que para la exportación de su talento a otros clubes o al extranjero.

Pero qué significa para el futbol mexicano el que Chivas, eventualmente y después del año futbolístico descendiera, tal y como ya le ocurrió a equipos de la talla de la Juventus de Turín y el Milán en el Calcio italiano, del River Plate en la Primera División argentina, y en Escocia al Rangers, una respuesta la ofreció el hoy entrenador del Atlas; Tomás Boy Espinoza quien sentenció, que nada en absoluto, que la vida futbolística sigue con o sin el Rebaño, declaraciones que en efecto son ciertas, pero que carecen del sentido social, mercadológico, histórico y hasta identitario que logra el club Guadalajara.

“En Argentina ya se fue el River Plate, en Italia se fue la Juventus y el Milan, por otras razones, pero no se acaba el futbol (si Chivas desciende), pero hay que hacer las cosas bien para quedarte, (Chivas) es uno de estos equipos que todo el mundo habla todo el tiempo de él; entonces, cualquier cosa es magnificada y cualquier cosa es minimizada, la consecución de puntos es importante” aseveró Boy, timonel de los rojinegros.

680_382

De entrada y futurizando un descenso del Guadalajara, la primera incógnita a despejar, es sí la FEMEXFUT en contuvernio con Televisa, Univisión (dueños de los derechos de transmisión de los partidos de Chivas), no buscarían alguna fórmula directiva y en el escritorio para salvar a Chivas, y por consiguiente no perder a uno de los activos de mercadotecnia, rating e interés comercial más alto de la Liga, o bien alimentar de otra manera este mercado el de los aficionados al futbol, más que únicamente los rojiblancos a prestar atención a los juegos de Chivas, para saber si uno de los débiles equipos de la Liga de Ascenso, logró vencer al Rebaño, saber si caer a la Liga de Plata será sólo por un año o quizá más como el León que vivió en ese exilio del máximo circuito durante más de una década, o bien como pocas veces ocurre en México, impera la legalidad y Chivas paga sus errores deportivos.

Otro de los tópicos es la afición tapatía, que en un gran número estará complacida, es decir la del Atlas que en su mediocre andar por el futbol mexicano, festeja más los descalabros de los rojiblancos, que alguno de los pocos triunfos que les otorga su equipo; ya hablando del ciudadano de a pie, ver a su equipo en la Liga de Ascenso, con lo incómodo y hasta doloroso que esto puede ser, ver a sus Chivas, sí al otrora campeonísimo, penando en ese futbol de poca monta, aceptando que lo que se prometió como la era más gloriosa, con Jorge Vergara como dueño, se convirtió en la más trágica.

Chivas mete gol

Si algo nos ha enseñado la Copa MX, ese torneo que obedece más a un fin comercial que a uno deportivo, es que se pueden vender y comercializar derechos de transmisión de cualquier partido, por más irrelevante que este sea en el papel, que las televisoras y cadenas internacionales son las que sostienen, la idea de ver a los equipos del máximo circuito, presentar su nombre, historia y jugadores suplentes, en plazas como Altamira, Zacatepec, Oaxaca y otros rincones de la geografía mexicana, pero ver a Chivas, sí al más grande, jugándose el derecho a estar nuevamente en la élite del futbol mexicano, (vaya para el nivel de balompié que se juega en el país), a ese equipo de 11 estrellas de campeón junto a su escudo, verlo jugándose el prestigio, tres puntos y un regreso cada semana, ante los plebeyos del futbol mexicano y aficiones que tienen en el futbol un distractor, es simplemente muy atractivo, por donde se le quiera ver.

Hace unos días Guadalajara presentó a la marca alemana, Mercedes Benz como uno de sus patrocinadores, pese a tener una pobreza de resultados, que le permite únicamente presumir de un título en 2006, indicativo que un buen producto a nivel internacional como lo es Chivas, es un gran imán para hacer negocio, imán que podría mantener su valor aún en la Liga de Plata, esa es una de las incógnitas a despejar, más allá de que el Ascenso sea otra clase social del balompié mexicano, la muestra es que durante el descenso de River Plate a la categoría B; en Argentina la televisión pública transmitió los partidos de los Millonarios sin excepción durante ese año de morbo y vergüenza deportiva.

Fragmento de la película Las Chivas Rayadas del Guadalajara; 1964, con las actuaciones de Salvador Reyes máximo goleador en la historia del club, Antonio Espino Clavillazo y Sara García entre otros.

Volviendo al presente Chivas, tiene oportunidad de salir de este problema con algo que han olvidado; ganar partidos, puede incluso no sólo librar el descenso sino ser el primer equipo que consiga 12 títulos en el país, a reserva de que el América diga lo contrario, pero si desciende puede darnos una página en la historia del futbol mexicano muy importante, dolorosa para su gente, y de espejo para el resto de la Liga MX y de la selección nacional, porque vaya golpe que sinificaría ver al equipo que da oportunidad sólo a mexicanos descendido, con lo que esto afecta a la selección nacional, al grado de que en el pasado proceso mundialista se estuvo a minutos de no acudir al Mundial de Brasil 2014.

Más allá de consumado o no el descenso, Chivas y el futbol mexicano necesitan oxígeno, como en la cancha, mente y piernas frescas para reinventarse, para cambiar y dejar atrás oscuras épocas recientes, esas que se esconden en los números de consumo, venta, patrocinios y premios por ver a una selección nacional y en el caso de los rojiblancos, por la aparente incredulidad de pelear por no ver en la Liga de Ascenso al equipo que ellos mismos nombran el más grande, y que todos reconocemos como el más grande en popularidad, importancia y significancia social.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio