Magazine de cultura emergente: música, conciertos, festivales, cine, arte, cultura y sociedad desde Guadalajara, Jalisco

Poltergeist regresa a la pantalla grande

En Cineurótica/Magazine

Desde hace ya varios años, las producciones hollywoodenses nos han dejado bastante claro que cualquier oportunidad para realizar una secuela, precuela, spin-off o remake es válida, sobre todo cuando se trata de géneros con ganancias audiencias prácticamente aseguradas. Tal es el caso de Poltergeist: Juegos diabólicos, película dirigida por Gil Kenan (Monster House) y protagonizada por Sam Rockwell (Siete Psicópatas y un Perro).

Foto: cortesía.
Foto: cortesía Fox.

La cinta cuenta la historia de los Bowen, quienes acaban de mudarse a un nuevo hogar con sus hijos: Kendra, Griffin y Madison. Muy pronto, estos tres comenzarán a tener experiencias aterradoras dentro y fuera de la casa, debido a la presencia de espíritus malignos que terminarán secuestrando a la más pequeña de la familia a través de la televisión.

Sam Rockwell tiene dos filmes adicionales a ser estrenados en 2015: Don Verdean, escrito y dirigido por Jared Hess y Digging for Fire, escrito y dirigido por Joe Swanberg.

Es aquí en donde comienzan los problemas. La trama de la película resulta predecible y obsoleta, aún dejando de lado las convenciones del género. Quizás se deba al hecho de ser un remake medianamente fiel a la cinta de los 80, pero ni siquiera los elementos modernos o los abundantes momentos cómicos alcanzan a “refrescar” las cosas.

Foto: cortesía.
Foto: cortesía Fox.

Por otra parte, y a pesar de un desarrollo de personajes bastante plano, las actuaciones pueden considerarse cumplidoras, pero es la pequeña Kennedi Clements quien, tras varias apariciones en series televisivas, hace su debut en cines con una interpretación acertada y encantadora.

El productor de este remake, Sam Raimi, dirigió una de las franquicias más exitosas en la historia de la industria cinematográfica: la trilogía de “Spider-Man”, que ha recabado $2.5 billones de dólares en la taquilla mundial.

Pasando a cuestiones más técnicas, un recurso que se encuentra presente en toda la cinta es el CGI, responsable de secuencias bastante interesantes, pero también de momentos absurdos. Es justamente aquí donde se puede ver la mano del productor Sam Raimi (director de la trilogía de Spider-Man), quien en 2009 presentó imágenes igual de controversiales con Arrástrame al Infierno. Si a esto añadimos una música que se inclina hacia lo épico en más de una ocasión, la película termina oscilando entre lo fantástico y lo exagerado.

Foto: cortesía.
Foto: cortesía Fox.

Los fans del terror podrán opinar diferente, pero una cosa es cierta: la nueva adaptación de Poltergeist no resulta aterradora, pero sí la visión de su director, lo cual me hace pensar que no sólo porque puedas hacer un remake, significa que debas hacerlo.

Carlos A. Narvaez

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio
A %d blogueros les gusta esto: