Magazine de cultura emergente: música, conciertos, festivales, cine, arte, cultura y sociedad desde Guadalajara, Jalisco

Natalia Lafourcade, un recorrido interno a la emoción

En Magazine/Sonidos

Lafourcade muestra un universo plenamente personal, sin complejos, sincero y con letras que parecieran parte de una plática franca y profunda.

Con su nueva producción, Natalia Lafourcade nos permite adentrarnos en un universo plenamente personal, sin complejos, sincero y con letras que parecieran parte de una plática franca y profunda; el proceso emocional, ilusión y culpas, dentro y fuera de una relación amorosa.

Natalia Lafourcade interpretando sus temas en Nueva York el año pasado. Foto: Steven Pisano.
Natalia Lafourcade interpretando sus temas en Nueva York el año pasado. Foto: Steven Pisano.

El acomodo de cada tema dentro de Hasta la raíz es un recorrido por diferentes etapas que exploran un cúmulo de emociones distintas, lo visceral. Los temas que abren son: “Hasta la raíz” y “Mi lugar favorito”, que son el confesar, pleno, del sentimiento que despierta la persona amada, el refugio que puede llegar a convertirse. Y lo hace sin temor a la dependencia, festejando el simple hecho de experimentarlo.

“Antes de huir” es la canción que sigue, propone una atmósfera de reflexión, el esfuerzo por continuar; mientras que “Ya no te puedo querer” es una canción a la soledad, al esfuerzo que solo uno de los dos hace y la resignación a la resolución personal.

El disco, producido por Cachorro López y Leonel García, continúa su curso, “Para que sufrir”, el quinto track del L.P. Una canción que refleja la madurez, realizando una yuxtaposición en un mismo plano, del sentimiento de pérdida y lo sublime de un amanecer, comparándolo. Una propuesta generosa a continuar, a pesar de lo sucedido.

“Nunca es suficiente” y “Palomas blancas”, hablan de la incapacidad de aceptación, de aferrarse por miedo a afrontar una pérdida; al segundo tema añado la referencia que hace a la soledad y a ese grito desesperado para encontrar la tierra en donde posicionarte de pie, tu sitio de equilibrio.

Por su parte, en “Te quiero ver”, Natalia Lafourcade aborda el deseo por encontrar a la persona amada, en algún lugar, un espacio que ayude a disminuir el nerviosismo, las ansias de verle. “Vámonos negrito”, lleva implícita una sinceridad rica y disfrutable, pues de manera metafórica las letras ofrecen la entrega de tu persona a otra, la invitación y de la mano (despacito) a compartir, sin miedos.

Hasta la raíz está compuesto por doce temas concebidos a partir de lo sencillo, bordeada cada canción con los hilos de la armonía y la disforia, de la fortaleza y el quebranto.

Lo temas que cierran el exquisito álbum, el sexto de la carrera de la veracruzana, son “Lo que construimos”, “Estoy lista” y “No más llorar”, el primero de ellos es la aceptación al término de una relación, el fin de ese espacio erigido por los deseos, necesidades o ilusiones de dos y que se encuentra en el imaginario, abstrayéndolo en la canción a una presencia, como un fantasma; el segundo es la conciencia por buscar e bienestar propio, la tranquilidad, abogando por reacomodar el recuerdo que duele y así continuar; y el tercero y último es ese tema que relata el proceso de purificación y crecimiento necesarias, dejando de lado los rencores, por el contrario agradeciendo.

Se trata de un disco visceral, honesto y profundo; lo mejor que ha hecho Lafourcade en sus 15  años de trayectoria.

Texto: Jesús Sebastián.

2 Comments

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio
A %d blogueros les gusta esto: