Magazine de cultura emergente desde Guadalajara, Jalisco

Nación Secreta, la Misión Imposible es lo de menos

Por

Tom Cruise regresa como Ethan Hunt para una quinta parte de la trepidante y exitosa franquicia hollywoodense, Misión Imposible, dirigida en esta ocasión por Christopher McQuarrie, el cual resultará más conocido por sus créditos de guionista en cintas como Sospechosos Comunes (1995) y Al Filo del Mañana (2014), pero quien hace tres años llevase a la pantalla grande Jack Reacher, también protagonizada por Cruise y cuya secuela ya se encuentra en planes de realización.

mision-imposible-nacion-secreta

En esta ocasión, Ethan y su equipo son re-asignados por el gobierno de los Estados Unidos tras los desastrosos sucesos que tuvieron lugar en Rusia durante Protocolo Fantasma (Brad Bird, 2011). Paralelo a ello, Hunt confirma la existencia de ‘El Sindicato’, una organización enemiga ultra secreta que, curiosamente, comparte el mismo objetivo que sus compatriotas estadounidenses: la desaparición de la Fuerza de Misión Imposible (FMI). Así pues, la última misión de los miembros de la FMI será probar la existencia de dicha organización a través de su destrucción (?), dando la espalda a la CIA mientras se relacionan poco a poco con el enemigo.

La principal fortaleza de esta franquicia radica en que, si bien las misiones se vuelven más “imposibles” con cada entrega que pasa (después de cinco películas el término debería sonar casi absurdo), los ejecutivos y el elenco mismo han sabido permanecer vigentes, elevando la barra sin perder el estilo: una cinta de acción progresiva, con diálogos acertados, múltiples giros de tuerca y una trama lo suficientemente enredada para mantener al espectador emocionado hasta el final. Si a esto agregamos el sentido de familiaridad que los personajes de Tom Cruise, Simon Pegg, Ving Rhames, Jeremy Renner y todos esos espectaculares gadgets nos transmiten, los elementos esenciales ya estarán sobre la mesa.

mision

Pero uno de los más grandes aciertos de esta cinta es la inclusión de Rebecca Ferguson como Ilsa Faust, un misterioso personaje que no sólo destaca por su inteligencia, sino por ser protagonista de un juego de lealtades que nunca termina.

Así, después de casi veinte años, cinco películas y un talento creativo que no parece menguar, la misión es lo de menos: aún queremos descubrir si Ethan y compañía serán capaces de lograrlo.

Carlos A. Narvaez

Lo más nuevo Cineurótica

Ir a Inicio
A %d blogueros les gusta esto: