Magazine de cultura emergente: música, conciertos, festivales, cine, arte, cultura y sociedad desde Guadalajara, Jalisco

La magia de Lucinda Williams: donde el espíritu conoce el hueso

En Magazine/Sonidos

Es la pieza maestra de este año, uno de los mejores materiales de Lucinda hasta la fecha, es pura magia y brillantez.

Lucinda Williams tiene un nuevo álbum y es doble. Un material que difícilmente van a encontrar en las interminables listas de “los mejores discos del 2014”, pero que debe ocupar el primer puesto. Un álbum que desde hace tiempo Williams tenía ganas de grabar pero la disquera no compartía la misma idea, pues siempre es un gran dilema publicar un álbum doble y más en un tiempo donde la venta de discos en formato físico no es favorable para muchos. Producido bajo su mismo sello Highway 20 Records, Lucinda dice “Un disco no basta, vamos a darles dos, a ver qué les parece eso”.

lucinda-williams

En contra de todo Down Where The Spirit Meets The Bone (DWTSMB) es la pieza maestra de este año, uno de los mejores materiales de Lucinda hasta la fecha, es pura magia y brillantez. Lucinda Williams nos ha dado doble felicidad en un álbum honesto, crudo y con mucha fuerza y sabiduría en cada tema. Hay algo totalmente increíble en este disco que te mantiene cerca de las bocinas durante dos horas, y si no fuera suficiente un álbum doble, se dejaron fuera algunas canciones más.

DWTSMB está destinado a ganar premios, a convertirse en un clásico entrañable, un disco esencial para disfrutar de la experiencia de escuchar un álbum de principio a fin sin pausa alguna, un referente de la brillantez musical de Williams, un disco para atesorar en cualquier colección. Porque tiene música real, con grandes canciones que destacarían como éxitos en estaciones de radio, pero que no lo harán, pues los “académicos” de los Grammys y personas de la industria difícilmente logran apreciar este tipo de arte y poesía.

lucinda-williams-disco

La reciente pérdida de memoria del padre de Lucinda, debido a la alzheimer, fue inspiración para llevar algunos de estos poemas a canciones, pues la condición de Miller Williams devasto a Lucinda, pues la enfermedad le ha robado a su padre su habilidad de escribir poesía. Leonard Cohen dice “La poesía es sólo la evidencia de la vida. Y si tu vida se está quemando bien, la poesía es solo la ceniza”. Esperamos que Lucinda continúe esparciendo esas cenizas.

Teniendo esto como preámbulo, y el conocimiento de que se acerca una gran bofetada en la cara, el golpe se siente mucho más fuerte con “Compassion” que abre el álbum seguida de “Proteccion” y “Burning Bridges”, un triple knock out que nos deja tumbados en el suelo, un golpe que ni bolsas de hielo o un buen café logra compensar. Con esto Lucinda no tiene compasión.

El título del álbum proviene de algunos de los poemas de Miller Williams, padre de Lucinda, los cuales adaptó y musicalizó con ayuda de la bandota de Elvis Costello, los Impostors: Davey Fargher y Pete Thomas, la leyenda del swamp rock Tony Joe White aporta su guitarra en algunos temas al igual que Bill Frisell y Jacob Dylan en voces.

El disco tiene alma, tiene soul y rock’n’roll sin pretenciones, tiene un corazón de oro, pero también es oscuro y desafiante, “Compassion” es sobre el futuro, sobre tener compasión por todos porque no conocemos las guerras interiores de las personas, ese duro lugar donde el espíritu se topa con los huesos.

La página cambia y con “Proteccion” brilla el sol de nuevo con riffs que pelean con los enemigos del rock, los grandes adversarios de la justica y el amor. La banda estalla en un tema furioso donde las cuerdas de acero tiemblan tan potentes como la  voz de Lucinda, un tema muy a la Tom Petty & The Heartbreakers, que por cierto le deben mucho a esta dama del rock.

“Así es como se hace al oeste de Memphis”, en “Burning Bridges”, “Cold Day in Hell”, “Wrong Number” y “West Memphis”, Lucinda no titubea en ningún momento para soltar su descontento, rabia y orgullo como en su conocido tema “Change The Locks”.

“What I do in my time / Is none of your business, all are mine” – Foolishness

La impotencia, los enojos y los miedos de la vida también tienen lugar, en “Foolishness” continua ese espiral de melodías y ritmos que van creciendo con fuerza propia, las guitarras y bajos, los pianos, la batería y la voz hacen un maravilloso baile que va de J.J. Cale hasta Bruce Springsteen y Neil Young.

La energía que se encuentra en el disco es casi espiritual, es una historia que sigue creciendo y las notas de la guitarra van estampando un remolino de emociones y nostalgia. La primera parte termina con “Its Gonna Rain” junto a Jacob Dylan en un tema folk obscuro que da paso a que el blues regrese con el segundo disco en “Something Wicked This Ways Comes”, con una Lucinda que acierta el tono blusesco y pantanoso de Koko Taylor o Howlin Wolf.

Down Where The Spirit, es el sonido de Lucinda haciendo y cantando como mejor lo sabe hacer, y es simple, es una mujer que hace rock’n’roll que no teme hablar y contar sobre cómo es que  lleva su espíritu en este complicado mundo, lo que hace que este disco sea un auténtico álbum de rock, donde se hace música desde el corazón sin tratar de complacer o impresionar a nadie. Eso es lo que mejor sabe hacer Lucinda Williams, seguir adelante, no detenerse y curarse las heridas que provoca el caminar. Todo cambiará excepto la verdad “Everything But The Truth”. Cerrando esta obra está “Magnolia” del fallecido J.J. Cale, tema perfecto para dar fin a los pacíficos sonidos del campo y Nueva Orleans.

Down Where The Spirit Meets The Bone define a Lucinda como una de las mejores intérpretes y compositoras del country y la americana.

Encuentre un lugar tranquilo, de play y déjese llevar, porque Lucinda sabe muy bien dónde clavar el cuchillo, es una mujer ruda que sabe convivir con su demonios y fantasmas. El mejor álbum y la mejor banda de rock este año la tiene Lucinda Williams.

Texto: Rubén Martínez, “The Dude”

 

 

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio