Magazine semanal de cultura emergente

  • logan2.jpg?fit=1500%2C994
  • logan3.jpg?fit=1280%2C873
    DF-13002 - Hugh Jackman stars as Logan/Wolverine in LOGAN. Photo Credit: Ben Rothstein.
  • logan1.jpg?fit=1500%2C1000
  • logan5.jpg?fit=1500%2C1015
  • logan6.jpg?fit=1500%2C1020
  • logan4.jpg?fit=1500%2C1000

El legado de Hugh Jackman llega a su fin

En Cineurótica/Magazine

En la novena aparición de Logan dentro de la saga X-Men, Hugh Jackman despide a un personaje al borde del colapso, tanto física como emocionalmente.

Han pasado diecisiete años desde el estreno de X-Men (Bryan Singer, 2000), la primera de una serie de películas sobre los mutantes más famosos de Marvel que, entre otras cosas, impulsaría la carrera del hasta entonces desconocido Hugh Michael Jackman (Sidney, 1968), todo gracias a su papel como Logan, alias Wolverine, un hombre atormentado por un pasado borroso que intenta redimir mediante su unión con los X-Men.

El resto, claro está, es historia; hoy en día, el actor australiano no sólo es uno de los más reconocidos dentro de la industria, sino que su participación como el mutante de las garras se ha convertido en uno de los sellos principales de la franquicia, algo que los fans siempre habíamos dado por seguro… hasta ahora.

En esta película —que marca la novena aparición de Jackman como el personaje—, un cansado Logan se dedica a cuidar al viejo Profesor X (Sir Patrick Stewart), mientras ambos se esconden del mundo al borde de la frontera con México. Sin embargo, la inesperada aparición de una joven mutante que parece poseer las mismas habilidades de Logan, lo obligará a salir de su escondite y escapar de aquellos que intentan destruirlos.

Tal y como su título lo indica, esta cinta no habla sobre el Wolverine que todos conocemos, sino sobre el ocaso del hombre que está detrás, de sus características más salvajes y de su condición errática. En Logan se nos presenta a un personaje al borde del colapso, tanto física como emocionalmente; alguien que carga con todas las decisiones de su pasado, en un mundo que al parecer ya no teme a los mutantes, sino todo lo contrario. Aunado a ello se encuentra el antes brillante Charles Xavier, quien ahora está más cerca de ser un peligro para el mundo que una ayuda.

Definitivamente James Mangold, guionista y director, entrega una película poco convencional dentro del subgénero, tanto que su incorporación a la franquicia resulta extraña y hasta un poco innecesaria, si consideramos que la misma historia se encarga de poner en duda todo lo sucedido anteriormente. Si esto tiene que ver con el rigor que el propio Jackman ha dicho que puso durante todo el desarrollo de la producción, no lo sabemos; lo que sí queda claro es que, con Logan, el actor se despide de su emblemático personaje de forma digna y poderosa, aunque, muy posiblemente, no como algunos se lo imaginan.

Texto: Carlos A. Narvaez.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Baywatch

Baywatch recargado

En forma de comedia, regresa "Baywatch", en esta ocasión con "The Rock"
Ir a Inicio