Magazine de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Andy Warhol: una estrella oscura en México

En Contexto/Magazine/Opinión

El Museo Jumex en la Ciudad de México presenta la exposición Andy Warhol: Estrella Oscura hasta el 17 de septiembre de 2017.

En algún momento, todos hemos visto la célebre imagen de la lata de sopa Campbell o el rostro serigrafiado de Marilyn Monroe en camisetas y tarjetas postales. Estas figuras forman parte de la colectividad visual, incluso, ya las encontramos entre los filtros de distintas redes sociales.

Andy Warhol
Richard Pettibone (1938). Andy Warhol, “Díptico Marlyn” 1973-2001. Foto: Fundación Jumex.

El genio detrás de estas y otras representaciones gráficas, nació en el año de 1928 bajo el nombre de Andrew Warhola, mejor conocido como Andy Warhol, artista y máximo representante del Arte Pop.

El Museo Jumex en la Ciudad de México presenta la exposición Andy Warhol: Estrella Oscura hasta el 17 de septiembre de 2017. Esta exposición ha sido curada por Douglas Fogle quien ha sido invitado por el museo para dar forma a esta visión de los primeros diez años de trabajo de Warhol de 1960 a 1970, cuando incursiona en la industria cinematográfica y genera la imagen con la que sería recordado el resto de su vida.

La exposición está organizada de manera más o menos cronológica. No sólo se exhiben las obras icónicas de Warhol, sino también, aquellas piezas que en su momento sirvieron de inspiración para la creación de sus trabajos más representativos, desde sus autorretratos, trabajos en serigrafía con las imágenes de Marilyn Monroe y Jackie Kennedy, hasta las inconfundibles latas de sopa Campbell.

En la primera galería, se aprecian obras como Marilyn (1967), Large Campbell’s Soup Can [pepper pot] (1962) y Self Portrait (1966). En la segunda galería, obras como Sixteen Jackies (1964), Brillo Box [3 cents off] (1963-1964) y Ganster Funeral (1963).

Mención aparte merece el recorrido de la tercera galería en la que encontramos dentro de una sala a media luz, proyecciones de filmaciones hechas por el mismo Warhol, entre las que destacan Empire (1964) y otras tomas realizadas a amigos y personajes icónicos de la época.

En el sótano del museo, se encuentran la instalación de Nubes Plateadas (1965) una especie de esculturas flotantes con las que el visitante puede tener cierto grado de interacción, así como una serie de retratos del artista en un espacio que intenta simular el estudio original de Warhol.

El trabajo museográfico de la exposición está muy bien logrado, el recorrido por el recinto nos lleva de la mano con la posibilidad de hacer saltos entre las piezas de acuerdo a nuestro interés y necesidades como visitantes.

No está permitido tomar fotografías de las obras, el único lugar disponible para ello es el área del tapiz de vacas Cow Wallpaper (1960-1980) y la sala en que se encuentran las Nubes Plateadas.

Andy Warhol

Warhol antes y detrás de Warhol

Lo que hace de esta exposición una experiencia muy distinta a lo que se podría tener como expectativa, es el acercamiento que se logra tener al trabajo de Andy Warhol como diseñador e ilustrador para distintas marcas en Estados Unidos entre algunas obras se encuentran el dibujo llamado Shoe (1955) el cual llegó a ser exhibido en el Museo de Arte Moderno (MoMA).

La muestra de sus procesos de trabajo nos permite tener una idea de la formación del artista sirviendo además de base argumentativa para entender qué es lo que lleva a Warhol a trabajar con técnicas como la serigrafía y la repetición de imágenes, dotando a su trabajo de un significado que va más allá del visual. Esta etapa se refleja en la exposición a través de correspondencia, recortes de revistas, y fotografías que aluden a lo que serían sus propias obras.

Al entender el contexto bajo el cual se crean sus obras, descubrimos que las historias que se encuentran detrás de cada uno de sus trabajos forman parte de una visión que busca mostrar de una forma desvelada los excesos del consumo, la fama y la tragedia.

Una “Estrella Oscura”

Fogle, a través de su curaduría, relaciona las temáticas que Warhol nos presenta en sus obras, las cuales, nos hablan de tragedia y muerte como en White Burning Car III (1963), Ambulance Disaster (1963-1964), y Little Electric Chair [Orange] (1964), sumando a esto las tristes personalidades de personajes como Jackie Kennedy y Marilyn Monroe a quien por cierto, Warhol empieza a plasmar en su trabajo un año después de su muerte. Incluso su colección de obras sobre flores Flowers (1964-1965), nos habla sobre la inequívoca existencia de la muerte a través de la naturaleza. (Como un dato anecdótico Patricia Caulfield, quien originalmente fotografió las flores en que se basó Warhol para este trabajo, demandó al artista por violación en los derechos de autor, caso que se resolvió extrajudicialmente).

La fama, el éxito, la fortuna, el arte, la muerte, el desastre y el consumo desmedido, son los temas que obtienen mayor relevancia cuando en 1968, Warhol es herido por un disparo y casi pierde la vida, hecho con el que la relación entre lo efímero y el ser artístico terminan dotando a Warhol de un halo tanto espectacular como lleno de tragedia, haciendo de él, una estrella oscura.

Texto: César J. Atayde.
Estudiante de Gestión Cultural, actualmente desarrollando una investigación sobre museos y accesibilidad de personas con discapacidad visual. Le interesa la evaluación de proyectos culturales y su impacto en las audiencias. Museos, Curaduría y procesos museográficos.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio