Magazine semanal de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Johnny Winter: El diablo albino del blues

En Contexto/Magazine/Sonidos

Por: The Dude. 

Poco a poco vamos quedando huérfanos, se nos acaban los maestros y personajes que han cambiado el curso de la música, Pete Seger, Paco de Lucia, Bobby Womack, Tommy Ramone. La muerte esta suelta y el pasado 16 de julio vino a tocar la puerta del guitarrista Johnny Winter a sus 70 años en un hotel de Suiza.

Johnny Winter llego de Beaumont, Texas, comenzó su marca en los psicodélicos sesenta abriendo para Mike Bloomfield, era un músico albino lleno de tatuajes, un personaje que estudio y respiro más blues que Eric Clapton, un tipo que al momento que levantaba su guitarra y comenzaba a tocar ponía a temblar a los grandes del genero como Muddy Waters y  Willie Dixon. Su primer álbum Progresive Blues Experiment publicado en 1969 es tan bueno que se publico en múltiples disqueras y se ha convertido en material esencial para todo aprendiz de guitarra y amantes del blues.

La partida de Johnny Winter pesa. Fue un ardo estudiante de todas la corrientes del blues, se convirtió en un maestro imponiendo escuela con rápidos punteos y dedos diabólicos que hipnotizaron a Duane Allman, Angus Young, Eddie Van Halen, al propio Muddy Waters y a un centenar de guitarristas, cambiando reglas, experimentando, produciendo grandes álbumes y siendo la banda sonora de muchos jóvenes durante los veranos de los años setenta con temas como “Rock N’ Roll Hoochie Koo” junto a Rick Derringer.

wintermmudy

Winter provenía de una familia de músicos con raíces del Delta de Misisipi, el primer acercamiento que tuvo con la música fue a través de su padre quien cantaba, tocaba el sax y el banjo, su hermano menor Edgar Winter, talentoso multi-instrumentista y más cercano al rock, colaboró con Johnny durante toda su carrera y actualmente esta de gira con Ringo Starr.

Johnny Winter no era perfección, pero como todo gran bluesman, tocaba con el alma y como muchas otras grandes figuras, fue Chuck Berry quien lo inspiro a tomar una guitarra. Winter experimento en muchos géneros, pero siempre regreso a sus raíces, no encontraba otra música que emanara tantas emociones como el blues.

Su capacidad musical y el amor que tenia por el blues era única, desde sus afiladas notas y la fuerza eléctrica de su guitarra Firebird que emanaba el poder de un tornado tejano. Winter cantaba y sus huesos retumbaban de dolor con el sonido de su voz, era blues puro.  A pesar de no haber nacido cerca del Misisipi, Johnny Winter recorrió la misma carretera tejana que Lightnin Hopkins, T-Bone Walker y Stevie Ray Vaughan, marcando una diferencia con el Delta Blues, tocando más furioso y rápido que nadie.

Echemos la culpa a Mike Bloomfield, quien fue el responsable de llevarlo ante los oídos de Columbia Records y de llevarlo de gira por el legendario Filmore East , introduciendo a Winter y al rey B.B King a una nueva generación de seguidores fascinados por el “flower power” y grupos británicos como Cream y The Rolling Stones.

Johnny Winter era un buen tipo, simple y sincero, batalló muchos años con su demonios y adicciones, dejándolo en sus últimos años muy dañado y en un estado que reflejaba mucha fragilidad; grabó cuatro discos con uno de sus mayores ídolos: Muddy Waters, revivió la carrera de Waters, lo hizo ganar algunos premios Grammy y recuperar el reconocimiento de un publico que había olvidado a uno de los pioneros del rock and roll. En recientes años, una de las mayores ilusiones de Winter era ganar algún reconocimiento por sus trabajos solistas e ingresar al salón de la fama, a pesar de la extensa trayectoria y varias nominaciones, hasta la fecha, no ha recibido el reconocimiento que se merece ni ha sido siquiera considerado, aunque el mundo del blues sí lo reconoce y fue el primer músico blanco dentro del Blues Foundation Hall Of Fame.

En febrero de este año y coincidiendo con el cumpleaños número 70 del guitarrista, Sony Records publicó un fabuloso recopilatorio de cuatro discos titulado True to the Blues: The Johnny Winter Story,  material que recorre los mejores temas, rarezas y canciones inéditas de toda la carrera de Winter desde 1968 hasta 2011, y que incluye memorias y colaboraciones con Angus Young, Eddie Van Halen y Ace Frehley de Kiss.

El próximo mes de agosto, Winter y su banda tenían planeado comenzar su gira norteamericana con la cual empezarían la promoción de lo que ahora se ha convertido en el ultimo álbum de estudio del blusero albino, un disco en el cual cuenta con colaboraciones de Billy Gibbons de ZZ Top, Joe Perry de Aerosmith, Dr. John, Brian Setzer, Eric Clapton y Joe Bonnamassa. Éste ultimo trabajo de Winter, llamado Step Back, llegará a las tiendas el próximo 2 de septiembre a través de Megaforce Records.

Winter2

Winter fue uno de los hombres más trabajadores de la música, murió estando de gira a sus 70 años, con poco más de 20 años de edad subió a las nueve de la noche junto a su hermano Edgar y enloqueció a los millones de asistentes del legendario festival Woodstock de 1969, su participación no fue grabada en vídeo, pero estuvo en el principio de toda esa locura, Johnny Winter nació para el blues, y así se fue, estando en la carretera y tocando su guitarra.

Nunca más habrá otro Woodstock como el del 69, y por supuesto jamás habrá otro Johnny Winter.

Bye bye Johnny…

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio