/

Robarse un Mundial y apropiarse de la Copa

En la nación del campeón del mundo, el ganar el trofeo de la FIFA es algo que puede ir más allá de 90 minutos.

Robarse un Mundial y apropiarse de la Copa
Lucho y su pequeño hijo sueñan con acompañar a La Argentina a un Mundial de futbol

Por: Pablo Vázquez Rivera

El mundo fue testigo de la agonía y el éxtasis del pueblo argentino tras ver a su selección encabezada por Lionel Messi conquistar el título de campeón del Mundial Catar 2022, de ganar la tercera corona de su historia y de escribir una de las páginas más brillantes en finales de Copa del Mundo de la historia luego de derrotar en serie de penales a Francia, tras un empate en los tiempos regular y suplementario de 3 a 3.

Esa es ya una historia conocida y que quedará en la memoria de millones de aficionados al futbol por generaciones; sin embargo, qué pasaría si a un pueblo tan apasionado por la pelota como lo es el argentino, le robaran la ilusión, el derecho y su lugar a disputar un Mundial, ese también sería un asunto lleno de agonía y éxtasis, como lo retrata la serie del director Gabriel Nicolli; Robo Mundial.

Robarse un Mundial y apropiarse de la Copa
De aficionados a ladrones amateurs Lucho y su grupo buscan les sea devuelto el lugar a Argentina en el Mundial.

La historia de Lucho un padre viudo que promete a su hijo regalarle pasajes para acompañar a la selección argentina a un Mundial de futbol, representa el bálsamo y origen de este thriller televisivo que llena de sentimientos colectivos de justicia social y deportiva a un grupo de fanáticos, que muestra una de las tantas caras del corporativismo de la FIFA y que juguetea con elementos de crimen, pasión, y amor entre un padre, sus socios y su hijo que harán hasta lo impensado para devolverle al infante la cura a su dolor de orfandad, devolviendo a su país su cupo en un Mundial y a ellos sus ahorros invertidos en el viaje al torneo.

Una vez que Lucho Buenaventura (Joaquín Furriel) adquiere boletos de avión, tickets para los partidos de Argentina durante el Mundial, reservación de habitación en el país sede del torneo para brindarle a su pequeño hijo, la alegría de viajar al torneo, pareciera ser una historia únicamente de hinchas movidos por ese deseo de compartir la cancha en la máxima justa del balompié, hasta que se enteran de la mala noticia en la que la FIFA determina la eliminación de Argentina del torneo debido a medidas disciplinarias, ante la cual buscaron desde el crimen, la reinstauración de la selección albiceleste al torneo.

La Copa que sigue su curso en la víspera del Mundial, visita Buenos Aires como parte de su gira de promoción, oportunidad ideal para que Lucho (Furriel) quien junto a un grupo de amigos y otros nuevos cómplices, armen el plan maestro de robar el valioso trofeo y desde su guarida llamar al organismo rector del futbol mundial a regresarles el puesto de su selección y por consiguiente a él y su hijo la oportunidad de ver bien invertido su dinero de los pasajes.

La serie es una gran aventura de pocos episodios en la que bajo la figura enmascarada de Carlos Bilardo ex Director técnico campeón del Mundo en México 1986, Lucho llama al pueblo argentino a exigirle a la FIFA les regrese el lugar de su seleeción en el torneo y sus compañeros la esperanza de no ser aprehendidos por la policía, sino ser recordados como el propio Messi, Maradona o Mario Kempes como los heroes que devolvieron a su pueblo la alegría de sostener en sus manos la Copa del Mundo.

Disponible en Star Plus Latinoamérica, Disney PLUS y Hulu esta serie le permitirá al espectador conectar entre el reciente y finalizado campeonato del mundo de Catar 2022 y la ficción de lo que representa una historia de policías y aficionados disfrazados de ladrones del cetro más preciado del mundo futbolero.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.