//

El Globo de gloria dorado en el que flota Pinocchio

La cinta de Guillermo Del Toro brilla en la entrega de premios y revitaliza la gran historia del niño de madera

El regreso a la pantalla grande de la historia de padre e hijo entre el maestro Geppetto y Pinocchio de la mano del realizador tapatío, logró un éxito rotundo no solo en la aceptación del público y en las pantallas, también en la ceremonia de los Golden Globes, el filme alcanzó los premios en las categorías mejor película animada y mejor banda sonora, sin desmerecer el trabajo de los actores y desde luego las costuras que Del Toro le dio a la película de Disney.

El Globo de gloria dorado en el que flota Pinocchio

Guillermo bastante contento por el reconocimiento a su trabajo, el crecimiento de su carrera y los premios que ganó en dicha ceremonia compartió el siguiente discurso durante la ceremonia en el cual ese folclor e ingenio distinguen al cineasta mexicano que dotó mucha más vida y sentido crítico histórico a la cinta.

«Algunos de nosotros estamos ebrios, qué podría ser mejor? Ha sido un gran año para el cine, que persigue una misión, logra objetivos, también desde luego un gran a{o para la animación que es también cine, queremos dedicar este premio a nuestras esposas, a nuestro equipo y reparto, a los animadores con quienes creamos esta película. Juntos le dimos vida, belleza, verdad a una historia de vida, acerca de la pérdida y pertenencia. No es propiamente una cinta para niños, pero pueden verla en compañía de algún adulto que le explique de la temática. Si no la han visto, háganlo, muchas gracias a todos», expuso el realizador jalisciense.

La cinta encuentra desde quien les comparte este texto, las pinceladas históricas de la Italia en tiempos de Musollinni con la ambición perversa de un general quien ve en el niño de madera la posibilidad de fabricar súper soldados para la guerra, el reclutamiento a niños en los combates, práctica que lamentablemente sigue atemporal en diversos conflictos armados.

Quizá el elemento ya presentado previamente en una cinta de animación, es cuando Del Toro emula parte del relato de Astroboy cinta animada en la que el Doctor Tenma al ver fallecido a su pequeño hijo Toby durante un experimento decide volverlo a la vida fabricando un robor, réplica de su vástago, similitud que aparece en Pinocchio cuando Geppetto decide después de ver morir tras la caída de una bomba a su pequeño Carlo y así luego del líquido mezclado entra lágrimas y licor fabricar a Carlo en madera dando vida a Pinocchio.

Sin duda un gran trabajo de Guillermo Del Toro que sigue siendo un realizador que hechiza más allá de quienes se oponen a un estilo más oscuro de sus personajes y en esta ocasión apoyado en la historia para convertir ese clásico de la animación de dibujos animados en un nuevo gran aporte a la cinematografía y nuevos creadores de animación en la era digital con su Pinocchio 3.0

Por: Pablo Vázquez Rivera

Deja una respuesta

Your email address will not be published.