Cine y literatura, los tintes de mantener una conexión entre ambas

/

Guillermo Arriaga estuvo presente entre las actividades de la Capital Mundial del Libro en Guadalajara, y en esa charla que sostuvo con el actor Guillermo Viadovits y el público tapatío, dialogó sobre sus ideas en torno al cine, la literatura, los procesos creativos por los que él pasa, y hasta anécdotas.

«El tono de voz para mi es narrativa», es un pensamiento que el escritor Guillermo Arriaga, al que no le agrada que le digan guionista, que creó películas como Amores Perros, 21 Gramos, o Babel, ha identificado dentro del cine, en una conexión con la literatura como lo ha hecho desde hace décadas. 

Para él, es importante tener en cuenta no solo las palabras que se dicen en una historia, si no también la forma en la que se dicen, lo cual, toma visibilidad y se puede apreciar si se ve dentro de una interpretación: «Algo que me obsesiona en el cine es donde están las manos y donde están los ojos de un personaje», con esto, hace alusión al peso de un personaje y su apariencia, para la creación de una narrativa.

guillermo arriaga en guadalajara
El escritor dialogó con Guillermo Viadovits y sus seguidores tapatíos en el marco de Guadalajara, Capital Mundial del Libro. Foto: Gobierno de Guadalajara.

Por otro lado, es por ello que Arriaga se considera un «seductor profesional», que tiene que seducir a los ojos correctos para que financien una película suya, a un actor o actriz para que participen con él, a un fotógrafo, o «A través de las novelas, para que alguien se acerque a mi libro» por lo que busca darle un lugar a la belleza, a la tensión, a un conflicto, para llamar la atención con sus creaciones, con esas narraciones y/o la actuación.

Los Procesos de la creatividad, y los resultados

Guillermo Arriaga es ese escritor que no se queda en blanco, y que cree que »nunca hay página en blanco», por eso invitó a pensar al público en su charla: «Quiero decirles que si creen que están bloqueados, no están bloqueados, esto es algo que me enseñó mi hermana Patricia hace muchos años, no estás bloqueado, simplemente tu cerebro está resolviendo a otra velocidad», por lo que dice que él no tiene el problema de la «página en blanco», pues deja fluir su inconsciente.

Crítico de los autores que utilizan metáforas para hablar de cosas com el sexo, los que dan rodeos a un tema que pueda ser crudo, o muy fuerte, es un creyente de que el inconsciente es eso que realmente escribe las historias sobre las hojas en blanco, por lo que la censura no es algo que se ajuste a él. Su máxima en este sentido, consideró que es su libro Salvar el Fuego.

Él llegó a la conclusión, luego de un análisis de sus tradiciones narrativas, de la lectura y la contemplación de diferentes autores, que uno no puede traicionar a esa tradición narrativa, y su lección fue: «Uno escribe lo que puede, no lo que quiere». Así, se dió cuenta de que su mejor manera de expresarse no era en ideas, sino en historias.

Cine y literatura, los tintes de mantener una conexión entre ambas

Un ejemplo de procesos creativos conexos con la realidad

Como ejemplo, el peso de Salvar el Fuego es una combinación de experiencias con figuras meramente imaginarias, así lo considera Guillermo Arriaga, y es en un concepto como el racismo una de las diversas pinturas de la realidad, donde ha identificado esa energía que empuja a una creación de historias, de figuras que no son solo imaginarias, o solo reales. 

Y es por eso que sus explicaciones se centraron en su experiencia, y los reflejos que esta tiene. Arriaga es asesor de los aborígenes en Australia y de los maoríes en Nueva Zelanda, y con esto vivido, desde fuera, es que él empezó a entender la realidad mexicana de una manera más clara, por lo que hablando al público mencionó: «Díganme un secretario de Estado que sea indígena, un gobernador que sea indígena, cuántos grandes directores indígenas, de cine conocen, cuántos grandes novelistas conocen».
Es por eso que una de las referencias en esta charla fue Salvar el fuego, una referencia con la cual se puede mostrar esa conexión que existe entre los procesos creativos con una realidad latente.

¿Quieres ver la conferencia completa? Aquí te la dejamos


Texto: Eladio Quintero.

Escribe tu comentario

Your email address will not be published.

Lo último en Contexto