Magazine semanal de cultura emergente

El ensombrecido paso de México por el Clásico Mundial de Béisbol

En En El Área/Magazine/Opinión

Poco juego, riñas y un reglamento turbio dejan una estela incómoda en los partidos de México del World Baseball Classic (WBC) en Jalisco.

Con mal sabor de boca se quedó el público en Jalisco tras el paso del Clásico Mundial de Béisbol por el estadio de los Charros en Zapopan. No sólo por la eliminación de la novena mexicana en la primera fase del torneo, sino por los sucesos que ensombrecieron a un espectáculo de enorme nivel que pocas veces se ve en nuestro país.

La pobre actuación mexicana no tiene demasiadas justificaciones. Poco integrada, la escuadra verde fue víctima de un manager sin experiencia que tomó decisiones desacertadas en el diamante. Su debut, pese a haber sido derrotados por Italia 10 a 9, fue prometedor, quizá era sólo un descalabro que permitiría enfrentarse con tesón a las potencias, no del grupo, sino del torneo. Un Puerto Rico poderoso y de tremenda ofensiva y una Venezuela que no estuvo al nivel que se esperaba, pero que le bastó para pasar a la siguiente ronda.

Es en esa segunda ronda, que se juega actualmente en el estadio de los Padres de San Diego, que Venezuela y Puerto Rico se vuelven a encontrar junto a República Dominicana y Estados Unidos. Estos últimos tres se encuentran empatados y aún faltan cuatro juegos.

Paralelamente, en Tokio, Japón y Holanda dejaron detrás a un prometedor Israel y una escueta vescuadra cubana.

México defrauda

Pese a las estrellas del equipo mexicano, el brillo se esfumó y sólo dejó unos cuantos buenos momentos. Adrián el “Titán” González, su máxima figura, estuvo pero no se vio. Los peloteros tampoco tuvieron la suerte de su lado y las estrategias adoptadas por el cuadro técnico no les ayudaron. México desilusionó, sin duda.

Pero a esta decepción, producto de una mala participación, se suma una triste realidad social que en este caso, permeó al Rey de los deportes, la violencia. Fenómeno que en nuestro país se ha vuelto prácticamente un factor común en espectáculos como el futbol, llegó -a una escala mucho menor, aclaro- a las gradas del parque de pelota. Riñas entre asistentes mexicanos y puertorriqueños durante el juego de ambas escuadras dejaron malestar entre aficionados, jugadores y directivos en la sede mexicana. El béisbol no es así.

La riña sucedida en el partido que ganó Puerto Rico 9 a 4 a México, enojó sobremanera al catcher boricua Yadier Molina, puesto que ocurrió en la zona donde se encontraban familiares de los jugadores. El receptor de los Cardenales de San Luis estalló contra la MLB en sus redes sociales: “es una verguenza”, atestó en una dura crítica que publicó en Instagram y donde cuestionaba al máximo organismo de béisbol de Estados Unidos sobre no proveer la seguridad adecuada.

Sin embargo, en el terreno de juego Puerto Rico demostró su compromiso y valía en este Clásico Mundial de Béisbol, perfilándose aún como favorito para llegar a la final, yéndose invicto en la primera ronda del grupo D y, hasta este momento, derrotando a República Dominicana en la segunda fase, otro de los que se antojan finalistas por su completo roster.

Las reglas del juego

No está de más aclarar, para los que no son tan versados en temas beisboleros, que en el Clásico Mundial de Béisbol cambian algunas reglas del juego. Todas se establecen, claro, en un documento que recoge sus particularidades, como esa que pudimos observar en el Puerto Rico contra Venezuela, donde en la séptima entrada y un 11 a 0 el marcador a favor de los boricuas, el umpire dio por finalizado el partido. La regla indica que si después de la séptima entrada la diferencia de carreras es de 10 o más el juego se dará por finalizado. Sucedió.

Pero la desinformación -y desconocimiento- generaron una tensión extra para México en su último juego, habiendo perdido ya contra Italia y Puerto Rico, la idea de “si le ganamos a Venezuela y Puerto Rico le gana a Italia, pasamos”, cobró sentido para muchos, incluyendo a varios medios de comunicación –incluyéndonos, aclaro-. Bueno pues, sucedió. Puerto Rico despacho a la escuadra azzura por 9 carreras a 3 y México ganó a Venezuela en extra innings 11 a 9. Pero un confuso reglamento indicaba otra cosa.

¿Qué ocurrió realmente?

Un error en las redes sociales y transmisión oficial del torneo daba el boleto a la siguiente ronda a México, por cierto asumido por la MLB mediante un comunicado de prensa posterior en el que explicaba: “Antes de que el Comité Técnico emitiera su determinación, varios medios de comunicación, incluyendo las cuentas de medios sociales del CMB y la Red MLB, informaron incorrectamente que el Equipo México jugaría en el desempate, lo que lamentablemente causó confusión”.

Entonces todo se pintaba de un color grisáceo, la MLB perdía cierta credibilidad y el reglamento parecía someterse a la interpretación. El periodista Felipe Romero explica lo ocurrido en su nota publicada en el sitio web del periódico Informador el 13 de marzo: “en caso de un triple empate entre equipos que tuvieran una marca de una victoria y dos derrotas, el criterio para definir a los dos invitados al desempate serían los que tuvieran el menor porcentaje de carreras recibidas entre entradas jugadas a la defensiva, aplicando únicamente entre los tres equipos involucrados”.

Fue cuando el Comité Técnico del Clásico anunció que nada estaba escrito y que analizaría el caso. Romero agrega en su texto que: “Italia presentaba un porcentaje de 1.053 en 20 carreras recibidas en 19 entradas, mientras que México tenía un porcentaje de 1.056 en 19 carreras recibidas en 18 episodios y Venezuela ocupaba el último lugar con una cifra de 1.105 tras recibir 21 anotaciones en 19 rollos” y agrega: “sin embargo, la confusión se debió a que Grandes Ligas no contabilizó el último inning del duelo entre México e Italia, ya que los locales fueron dejados tendidos sobre el terreno sin haber sacado un out. De acuerdo al reglamento, el equipo tricolor sí disputó las nueve tandas del cotejo del jueves, pero los boxscore de las páginas oficiales del Clásico Mundial marcaban ocho entradas a la defensiva por México, por lo que el conjunto local promedió un porcentaje de 1.117 para quedar fuera del torneo”.

Por su parte, el comunicado de la MLB remata: “Si bien reconocemos y comprendemos plenamente que la Federación, los jugadores del equipo México y los aficionados mexicanos están decepcionados con el resultado, WBC aprecia la participación del equipo mexicano en el torneo”.

Lástima Margarito

Eran las 3 de la mañana del lunes 13 y el Comité Organizador de Jalisco apelaba la decisión, buscaba a toda costa enmendar ese error (¿o quizá el de la mala actuación de la selección en el Clásico Mundial?).

“El reglamento de competencia habla de ‘innings jugados’ y nunca de ‘outs sacados’, y por lo tanto la regla es muy clara en cuanto a que si se toman en cuenta las carreras que le anotaron a México en el noveno inning, lógicamente se debe de tomar como inning jugado a la defensiva, cuando no está aclarado de otra manera. Es claro que si cuenta el noveno inning para las carreras que nos anotaron, debe contar como inning jugado, bajo la regla citada. Bajo el anterior razonamiento el equipo mexicano debe jugar el juego de desempate contra el equipo de Italia”, argumentaba el comité encabezado por Salvador Quirarte y Carlos Bremer.

Pero la organización fue contundente: el juego de desempate se llevaría a cabo entre Venezuela e Italia, asumiendo un error que tiñó aún más la participación mexicana en Jalisco. Finalmente fueron los vinotinto los que volaron a California para diputar la segunda fase en la que no les ha ido nada bien; perdieron ante Estados Unidos y República Dominicana y ahora tendrán que medirse ante Puerto Rico (sábado 18), equipo que les propinó una paliza de 11 carreras a 0 en su debut el pasado 10 de marzo.

Texto: @DiegoKoprivitza.

1 Comment

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio