Magazine de cultura emergente: música, conciertos, festivales, cine, arte, cultura y sociedad desde Guadalajara, Jalisco

  • love.jpg?fit=1500%2C1103&ssl=1
  • carta-de-amor-1.jpg?fit=1500%2C984&ssl=1

¿Realmente existe el amor?

En Magazine/Opinión

Si el amor se termina cuando la química deja de hacer su trabajo ¿deberíamos de cambiar de pareja entonces?

Se dice que el amor es pura química y todas las sensaciones dependen de la llamada hormona del amor, la oxitocina. Dicha hormona es la responsable de disminuir el miedo, esto es gracias a que la hormona inhibe los sectores del cerebro relacionados con el temor y es producida en los momentos de intimidad sexual, así como también durante la lactancia materna para favorecer los vínculos afectivos y por lo tanto da la sensación de bienestar y apego.

Por lo tanto, se puede deducir que el amor termina cuando esta hormona deja de ser segregada, y es que es como todo, no podemos sentir siempre la misma emoción al comer nuestro platillo favorito, así que poco a poco va disminuyendo esa satisfacción.

Mientras que la antropóloga concluye que en las parejas se suele repetir un ciclo compuesto por una etapa inicial de enamoramiento en el que lo prioritario es el contacto sexual; otra, a la que denomina del cariño, en la que la crianza de un hijo es el objetivo; y una última que termina con la separación. Algo a lo que la neurociencia han dado una explicación científica: al principio de una relación de pareja se producen sensaciones con un altísimo nivel de intensidad, fruto de los altos niveles de dopamina, testosterona y norepinefrina que segrega nuestro cerebro y que nos hacen sentir eufóricos, hiperactivos y provoca pérdida de apetito. También se han registrado bajos niveles de serotonina, que es la responsable de la obsesión por el objeto de nuestro amor. Pero biológicamente, nuestro organismo no puede soportar esta situación durante mucho tiempo, por lo que provoca el descenso de esa sobrecarga química. Se estima que el período en el que vivimos esas sensaciones tan intensas que identificamos con el amor dura unos dos o tres años, con un máximo de cuatro.

​Entonces, antes de pensar en estar con alguien para toda la vida pregúntate si es sano, algunos psicólogos determinan que no es saludable tener una relación tan larga y recomiendan cambiar de pareja cada cinco años antes de ver al otro como una posesión, y que incluso se destruya la amistad y la libertad como individuo, enmarcando que por naturaleza somos seres polígamos forzándonos a ser monógamos.

¿Tú qué opinas? ¿Entonces realmente existe el amor?

Texto: Ivette Macias.

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio