Magazine + podcast + cultura emergente + entretenimiento

Entrevista a Draco Rosa: si el Monte Sagrado no viene a ti, ve tú al Monte Sagrado

Por

En entrevista, Draco Rosa habla sobre Monte Sagrado, un disco que se concibió on the road, con mucha improvisación y energía en directo.

Ronda el año 2013 y el festival Personal Fest es testigo del surgimiento de una de las piezas clave del regreso del músico puertorriqueño al rock. Un riff, poderoso e impertinente arranca el show. Contrabajo, batería, teclados, guitarras, chelo y la voz de Draco Rosa, quien comienza a recitar unos versos de «Nocturno», poema de Julio Cortázar.

draco rosa monte sagrado
En entrevista para El Descafeinado, Draco Rosa mencionó que, además de su presentación en el Vive Latino, hará una gira por México.

«Cuando me trepo al escenario tengo ese sentimiento de hacer feeling, como que tengo que hacer algo para conectar» cuenta a El Descafeinado el productor, músico y cafetero. «Ahí nace ‘333’, haciendo un poco de memoria de apuntes de poemas de ‘Nocturno’ de Cortázar. La pieza nace en vivo» relata el músico de 48 años, boricua nacido en Nueva York.

Un lustro después, Monte Sagrado irrumpió en la escena en octubre de 2018 con un súbito poder lleno de guitarras de aires grunge, el regreso discográfico del autor de «Livin’ la vida loca» y otros temas del mainstream popero mundial, se vio fuertemente marcado por el huracán María que afectó gran parte de la isla en 2017.

«Hice una presentación de varias canciones inéditas a mis colegas allá en Sony, canciones bellas, y todo fue aprobado para comenzar la producción. El año pasado comencé a grabar muchas piezas con la banda, mucha música, pero después de ese año y medio abandoné el proyecto, y me fui a atender el café, a hacer otras cosas» relata. Sin embargo, ese disco para Sony no se concretó: «Después del huracán María esa vitalidad se convirtió en lo que conocemos hoy como Monte Sagrado» explica.

Y es justo esa palabra, vitalidad, la que Draco Rosa repite en varias ocasiones durante la conversación. Una palabra que remite a su superación del cáncer y, de cierta forma, a un renacer que impacta de manera poderosa y contundente en Monte Sagrado, un disco que lo llevó a disfrutar de los amigos, a compartir y a pasarla bien. Un proyecto de mucha satisfacción, remite al otro lado de teléfono desde la isla del encanto.

Monte Sagrado Draco Rosa
Con Monte Sagrado, Draco Rosa retoma su vena rockera, esa que lo identificara a mediados de los noventa con Vagabundo, disco emblema del puertorriqueño.

El disco se pulió en su casa, se grabó en análogo y de una manera muy básica. «Piezas como ‘333’, ‘2nite, 2nite’ o ‘Monte sagrado’, son canciones que se trabajaron en vivo, un pedacito, un verso, o un corito, un jam…»

«‘2nite, 2nite’ también salió de un concierto en vivo, pero había electrónico con rock y yo participé; igual, uno se trepa, la cosa no se siente bien y antes de tocar una canción familiar, se hace una improvisación. Básicamente todas esas [canciones] son improvisaciones que después se trabajaron con un poco de producción en el estudio, la letra, todo. Y así fue este disco, muy bonito por ese lado, con canciones que nacen on the road. No son tan de estudio, este disco es especial porque tuve mucha libertad, mucho flow, mucho groove, está vivo…».

Cuestiono a Draco Rosa sobre el tema que le da esencia o unidad al disco, tras pensarlo un poco («eso me cuesta, brother», ríe) y se decide por «Que se joda el dolor», «Dentro de ti» y la citada «333». Y agrega: «Por ahora Monte Sagrado es una pieza final, una pieza que está viva, que se siente», remata.

22 años de Vagabundo

Considerado uno de los discos más importantes del rock en español, el noventero Vagabundo (Sony, 1996) fue un experimento sonoro con una producción sobresaliente y que dejó un legado discográfico al género, algo que parece retomar en su nueva placa.

La reedición en vinilo de Vagabundo en agosto del año pasado es un triunfo para el músico, quien explica que en un inicio «a nadie le gustaba» y que representa una etapa inolvidable de su carrera.

Entre los planes de Rosa está terminar aquel material para Sony, el cual apenas ha empezado a trabajar desde su estudio en Puerto Rico y que posiblemente cuente con la colaboración de otro productor.

Por otra parte, Draco menciona que visitará México próximamente: «Estaremos en Vive Latino y regresaremos para fin de año, nos están invitando a tocar, estaré en México mucho este año». Ahí se podrá ver un concierto con energía donde combine piezas clave de Vagabundo y Monte Sagrado. El boricua, miembro del Salón de la Fama de los Compositores Latinos, finaliza entusiasmado: «¡Suena bien!».

Lo más nuevo Destacados

Ir a Inicio