Magazine de cultura emergente / Guadalajara, Jalisco

Queen aviva el mito

Por

El filme Rapsodia Bohemia hace renacer a Queen y amplifica su realidad histórica, los convierte en novedad, en una versión renovada para mantener vivo el mito en la mente de nuestros contemporáneos.

Mucho se habla del nuevo biopic de Freddie Mercury de nombre Rapsodia Bohemia, filme que se estrenó mundialmente el pasado viernes 2 de noviembre y que relata la vida del cantante británico junto a su banda, Queen.

Rami Malek, actor californiano de origen egipcio, interpretó al mítico Mercury. Foto: cortesía.

Y es que Rapsodia Bohemia toca el corazón, lo sacude con fuerza y lo expone ante uno de los fenómenos pop más grandes que ha visto la música contemporánea; la historia de Mercury, quien con una vida a contracorriente volvió loco al mundo con un talento pródigo, legó canciones que son parte de la memoria colectiva de la humanidad.

Digo que sacude con fuerza el corazón de quien se enfrenta a la película que protagoniza Rami Malek, porque es capaz de tocar fibras neurálgicas, emotivas y que nos habla de temas sociales tan presentes en la actualidad, como la migración o los derechos de la comunidad gay.

El poder de la memoria se manifiesta con tremenda banda sonora donde se narra lo que prácticamente es una hagiografía (esas moralinas biografías de los Santos) sobre los integrantes de Queen, como menciona el periodista Enrique Vázquez.

Si bien los medios especializados han resaltado la poca profundidad de los personajes, el excesivo cuidado de la imagen de los miembros de Queen -no olvidemos que son productores ejecutivos-, así como un enfoque poco novedoso en la historia donde no se cuenta nada nuevo en realidad, habría que resaltar el poder que conlleva una película así para mantener vivo el mito en la mente de nuestros contemporáneos.

«Bohemian Rhapsody» retrata la vida de Freddie Mercury y su banda, Queen. Foto: cortesía.

Rapsodia Bohemia recrea casi a la perfección el famoso concierto Live AID que se llevó a cabo en el Estadio Wembley de Londres el 13 de julio de 1985. Momento histórico que, cual Fénix, regresó de las cenizas a un Queen en retiro por problemas entre sus miembros.

La idea de recrear con lujo de detalle (hasta los vasos de refresco que hay sobre el piano de Freddie Mercury o el personal del staff sobre los andamios arriba del escenario) no hacen más que alimentar al personaje, al momento ¿Qué estabas haciendo en 1985? Te obliga a recordar el filme de manera implícita.

Habría que hacer una breve pausa para contemplar la conexión, única, que Freddie Mercury lograba con sus seguidores sobre el escenario, a través de sus discos, y ahora, a través del tiempo.

Con la necesidad de construir imágenes de sí misma, la sociedad ha llevado a la pantalla a personajes que rozan lo mítico; a través de este ritual de reconstrucción de la historia, Queen se convierte en novedad, en una versión renovada, en un renacimiento que amplifica esa realidad histórica para darle sentido a una narración que ya se percibía lejana.

Bohemian Rhapsody
Gwilym Lee (Brian May), Ben Hardy (Roger Taylor), Rami Malek (Freddie Mercury) y Joe Mazzello (John Deacon) en la recreación del concierto Live AID en la película «Bohemian Rhapsody». Foto: cortesía Twentieth Century Fox.

No es nada nuevo, los chamanes lo hacían en la antigüedad, frente al fuego y ante una audiencia que escuchaba relatos sobre batallas, pensadores, artistas o líderes pasados; ahora, nuestros chamanes son esos cineastas que retoman mitos para generar rituales donde se puede cantar a todo pulmón, «We are the champions», donde los más jóvenes aprenden de los genios y los más viejos recuerdan el soundtrack de su vida.

Qué bueno que exista un reconocimiento histórico para fenómenos sociales como Queen, agrupaciones que deben ser siempre una inspiración para una sociedad como la nuestra, donde la memoria se ha visto reducida a los vagos recuerdos que nos hacen tropezar con la misma piedra, una y otra vez.

Independientemente de la hechura, Rapsodia Bohemia es una película quedará para recordar. Y de qué manera.

Lo más nuevo Cineurótica

Ir a Inicio
A %d blogueros les gusta esto: