Magazine de cultura emergente: podcast, música, cine, conciertos, festivales y arte

Fragmentado ¿Existe en realidad un trastorno así?

En Cineurótica/Magazine/Opinión

En la película “Fragmentado”, James McAvoy interpreta a un tipo con trastorno de identidad y 23 personalidades distintas, pero ¿es posible esto?

Según el psicoanálisis la personalidad tiene mecanismos inconscientes de defensa, que sirven para evitar o distorsionar, las fuentes de ansiedad para continuar con la idealización del yo. Uno de ellos por ejemplo, la racionalización; que es cuando en lugar de afrontar, tratamos de justificar nuestra conducta, para hacer la situación más llevadera y deslindarnos de responsabilidad, es un autoengaño para evitar la culpa o sentimientos desagradables. Pero hay otros más mecanismos de defensa más interesantes.

El filme “Fragmentado” aborda el trastorno de personalidad.

Valerie Sinason, psicoanalista y directora de la Clínica para los Estudios de la Disociación, es la editora del libro “Attachment Trauma and Multiplicity” e identifica al trastorno de identidad disociativo de la personalidad (TIDP) como un mecanismo defensa. Pero yo pregunto ¿cómo es posible que un mecanismo de defensa nos lleve a encapsular emociones a tal nivel que termine fragmentando el “yo”?

Kevin (James McAvoy) es el nombre del personaje principal de Fragmentado (Split, 2016) una película de M. Night Shyamalan, el cual padece TDIP, coloquialmente llamado personalidad múltiple; al avanzar la cinta nos damos cuenta que tiene veintitrés personalidades, que está siendo atendido por una terapeuta que se interesa en él como un nuevo descubrimiento en el campo de la psicología y psiquiatría.

Tal vez te interese: 5 películas clave para entender el cine de terror en México.

El actor escocés James McAvoy protagoniza “Fragmentado”, película donde interpreta a una persona con trastorno de identidad múltiple.

La realidad es que este es un trastorno que no siempre se logra diagnosticar con éxito, debido a su complejidad y a su constante confusión con otro tipo de trastorno como esquizofrenia o a menudo se cree que el paciente se está inventando los síntomas.

Estos son los criterios de diagnóstico según el DSM-51:

A. Presencia de dos o más identidades o estados de personalidad (cada una con un patrón propio y relativamente persistente de percepción, interacción y concepción del entorno y de sí mismo).
B. Al menos dos de estas identidades o estados de personalidad controlan de forma recurrente el comportamiento del individuo.
C. Incapacidad para recordar información personal importante, que es demasiado amplia para ser explicada por el olvido ordinario.
D. El trastorno no es debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (por ejemplo el comportamiento automático o caótico por intoxicación alcohólica) o a una enfermedad médica (por ejemplo las crisis parciales complejas).

Nota: En los niños los síntomas no deben confundirse con juegos fantasiosos o compañeros de juego imaginario.

El paciente debe tener cierto número de síntomas durante un tiempo determinado especificado en el mismo texto.

En el filme de Fragmentado, Kevin -o mejor dicho una de las personalidades de Kevin- secuestra a tres chicas y es aquí donde algunos de estos síntomas son claros, se ve que las personalidades toman control total sobre él, pasando de ser un hombre rígido con sus víctimas a un niño que quiere mostrarle sus pasos de baile.

Trastorno de identidad
Fotograma de “Fragmentado”.

Otro síntoma claro es cuando la identidad real de Kevin es traída a la luz y al hablar con él es notoria su desorientación al preguntar por lo ocurrido seguido de un “¿ yo lo hice?”.

Tal vez te interese: El cine mexicano ¿realidad o ficción?

Entonces, en resumidas cuentas, Kevin si podría ser diagnosticado como TIDP, e incluso con más etiquetas psiquiátricas y tendencias psicópatas. Aquí es donde es importante tomar conciencia de que, si de “locura” se trata, el cine tiende a exagerar algunos aspectos por creerlos más impactantes o para darle un cariz más interesante a la historia.

La película tiene grandes momentos llenos de tensión y la actuación de James McAvoy es genial, el final tiene una gran sorpresa, no sólo por el desenlace de las interrogantes planteadas hasta entonces, sino que plantea una pregunta más, dejando abierta la puerta para una secuela.

Si quieres saber realmente qué es un trastorno de identidad te invito a leer más, ya que aquí solo he hecho un pequeño resumen y el tema da para mucho. Existen innumerables datos interesantes en cada trastorno e innumerables enfoques desde lo que se pueden analizar.

Aquí unos links:

(1) El DSM1 es el manual estandarizado de enfermedades mentales usado por los psiquiatras.

Texto: Jorge Macías Borrayo.

1 Comment

Deja un comentario

Lo más nuevo

Ir a Inicio